CDMX 5 de enero del 2021.-La diputada Silvia Garza Galván (PAN) solicitará, con base en lo dispuesto en nuestra Carta Magna, una comisión investigadora de la Cámara de Diputados para que esclarezca el mega apagón de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

CDMX 5 de enero del 2021.-La diputada Silvia Garza Galván (PAN) solicitará, con base en lo dispuesto en nuestra Carta Magna, una comisión investigadora de la Cámara de Diputados para que esclarezca el mega apagón de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 

 

 

En un comunicado, recordó que el pasado 28 de diciembre México se presentó un apagón nacional, cubriendo al menos 20 estados de la República.

 

 

 

«Acontecimiento que fue justificado con un incendio en Tamaulipas que generó un desequilibrio entre la generación y el consumo de energía eléctrica a nivel nacional, según explicó CFE 24 horas más tarde de lo sucedido, pero sin dar explicaciones técnicas-lógicas».

 

 

 

Garza Galván externó su preocupación ante una larga lista de cargos de primer nivel, de suma importancia dentro de esta administración, lugares que deberían ser ocupados con especialistas en los temas que cada cargo necesita, con preparación profesional afín al cargo y con vasta experiencia.

 

 

 

«Esta fallida 4T lo que presumía era encumbrar a México con una nueva forma de gobernar, y vaya que lo ha hecho, pero por desgracia para ser un lamentable referente negativo».

 

 

 

La diputada panista mencionó que solicitó a la Secretaría de la Función Pública (SFP), que emita un catálogo de requisitos generales y perfiles de los cargos como titulares del gabinete y gabinete ampliado de la Administración Pública Federal, donde deberá considerarse la trayectoria y experiencia de los servidores públicos para su nombramiento.

 

 

 

«El accidente en la Central Nuclear de Chernobyl, en abril de 1986, cambió la imagen de la energía atómica y, en muchos sentidos, la fisonomía de la Tierra, fue un desastre que dejó una huella ecológica que perdurará siglos en Ucrania y Bielorrusia, pero ¿podría acontecer otro accidente similar?», dijo.

 

 

 

En ese sentido, Garza Galván mencionó que en México las miradas apuntan de inmediato a la Central Nucleoeléctrica Laguna Verde en Veracruz.

 

 

 

Lo anterior, porque «el pasado 3 de septiembre esta central nuclear reveló una situación de riesgo. El recambio de uranio enriquecido que alimenta la única central nuclear de generación eléctrica de México, una operación delicada pero rutinaria, derivó en una situación de riesgo naranja, un paso antes del rojo, que significa la máxima alerta para la seguridad de la planta –como se señaló en el diario El País–. Riesgo que en octubre y a principios de diciembre tuvo sus derivaciones, otros dos incidentes que elevaron el riesgo a naranja», relató.

 

 

 

Comentó que este acontecimiento fue analizado meticulosamente y dado por finalizado en un reporte de 13 páginas elaborado por la CFE, donde se afirma que “no ha habido ninguna situación de riesgo”.

 

 

 

«Ante estos accidentes no sólo hablamos de las pérdidas económicas que representan, sino de lo más grave, que son las pérdidas humanas».

 

 

 

«Es lamentable que habiendo en México un importante número de servidores públicos de carrera en cada una de las instituciones y autoridades, que se han profesionalizado con el paso del tiempo, la capacitación y exámenes de conocimiento y control de confianza, así como la certificación de capacidades, se nombre con ‘calzador’ a personas sin experiencia y sin perfil”, finalizó.