Ciudad de México, 6 de enero de 2021.-El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ratificó hoy el apoyo de su gobierno a Julián Assange, a quien ofreció asilo político tras la negativa de su extradición a Estados Unidos.

Ciudad de México, 6 de enero de 2021.-El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ratificó hoy el apoyo de su gobierno a Julián Assange, a quien ofreció asilo político tras la negativa de su extradición a Estados Unidos.

Preguntado sobre el tema en su conferencia de prensa matutina en el Palacio Nacional, el mandatario dijo que al quedar firme la resolución de una jueza británica de rechazar la extradición, lo correcto sería dejarlo en libertad.

Su declaración coincide con una información desde Londres según la cual la propia jueza de distrito Vanessa Baraitser, quien rechazó la solicitud de Washington, también ordenó que Assange siga en prisión mientras los tribunales consideran una apelación de las autoridades estadunidenses contra la negativa a extraditarlo.

López Obrador reveló estar al pendiente al respecto y continúan algunas gestiones en ese proceso las cuales tienen que ver con Assange y sus familiares y por supuesto con las autoridades de Reino Unido, pero siempre dispuestos a concederle el asilo político si así se determina.

Sin embargo, agregó, hay que esperar lo que se termine de resolver en Estados Unidos, pues si no apelan ya se convertiría en una decisión judicial firme la resolución de la jueza. Si se apela pues hay otro procedimiento y hay que esperar si se ratifica o rechaza la solicitud.

Al respecto consideró que se trata de un asunto de defensa de sus derechos fundamentales, los humanos entre los cuales lo principal es el relacionado con la vida, y en este caso Assange está en situación delicada de salud y no podría soportar más tiempo en la cárcel

Sería un acto humanitario de grandes dimensiones decidir a favor de su libertad y por eso la actitud de nuestro gobierno de concederle asilo político y pedir su indulto, señaló.

El fundador de Wikileaks está encarcelado en Gran Bretaña desde 2019 mientras lucha contra su extradición a Estados Unidos.

Prensa Latina