Manglares de México: soluciones naturales al cambio climático

Ciudad de México, 18 de diciembre del 2020.- Los manglares son ecosistemas sumamente valiosos para las poblaciones humanas, ya que generan una gran variedad de servicios ambientales, como control de erosión, provisión de hábitats para especies de importancia pesquera, purificación de agua, fuentes renovables de madera y un alto valor estético-recreativo para actividades como el ecoturismo.

Ciudad de México, 18 de diciembre del 2020.- Los manglares son ecosistemas sumamente valiosos para las poblaciones humanas, ya que generan una gran variedad de servicios ambientales, como control de erosión, provisión de hábitats para especies de importancia pesquera, purificación de agua, fuentes renovables de madera y un alto valor estético-recreativo para actividades como el ecoturismo.

Además, brindan protección a las costas y contribuyen de manera importante al almacenamiento y captura de carbono azul, por lo que se consideran soluciones naturales al cambio climático.

Sin embargo, estos ecosistemas son de los más amenazados en el mundo por la modificación de la hidrología y deforestación, ocasionados principalmente por la urbanización, agricultura, acuacultura y desarrollo costero. El cambio climático es una de las principales amenazas para los humedales costeros.

La deforestación de los manglares se ha incrementado a gran velocidad en las últimas décadas y actualmente es considerada más grave que la deforestación de las selvas tropicales. En los últimos 20 años, se ha perdido el 25% de los manglares a nivel mundial (5 millones de ha). De esta pérdida, México pertenece a los diez países con mayores problemas de deforestación, con una tasa promedio anual de 10,000 ha (CONANP, 2015).

Con el objetivo de impulsar acciones de conservación en estos ecosistemas, de aumentar la capacidad adaptativa de las comunidades costeras y de promover la captura y almacenamiento de carbono en México, el proyecto Resiliencia1 impulsó la implementación de medidas para restaurar los manglares en la Reserva de la Biosfera (RB) Pantanos de Centla y en el Área de Protección de Flora y Fauna (APFF) Laguna de Términos.

Estas medidas derivan del Programa de Adaptación al Cambio Climático del Complejo RB Pantanos de Centla-APFF Laguna de Términos, que se desarrolló con un enfoque de Adaptación basada en Ecosistemas, con el fin de reducir la vulnerabilidad de las personas al cambio climático, mediante la conservación y manejo sostenible de los ecosistemas y de sus servicios ambientales.

Las actividades de restauración consistieron en reforestar y limpiar los canales en la RB Pantanos de Centla y en rehabilitar el flujo hídrico en el APFF Laguna de Términos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: