Ciudad de México, 18 de diciembre del 2020.- La COVID-19 amenaza con hundir a millones de personas en la pobreza y empeorar el hambre en todo el mundo, socavando el impulso de larga data en favor del desarrollo sostenible, advierte un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Ciudad de México, 18 de diciembre del 2020.- La COVID-19 amenaza con hundir a millones de personas en la pobreza y empeorar el hambre en todo el mundo, socavando el impulso de larga data en favor del desarrollo sostenible, advierte un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El reporte COVID-19, el medio ambiente y los sistemas alimentarios pide a los Estados que utilicen su respuesta al coronavirus para aumentar la sostenibilidad y la resiliencia de la producción de alimentos, y monitorear sus esfuerzos de recuperación tomando en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

«Existe la preocupación de que concentrar los recursos en mitigar los graves impactos de la COVID-19 podría reducir el apoyo a los programas de desarrollo sostenible en general, desplazando iniciativas importantes en 2021 y en los años venideros», dice Salman Hussain, del PNUMA, quien coordinó el informe.

“El mundo necesita consistencia y coherencia entre la ayuda de emergencia y los objetivos de sostenibilidad, resiliencia y equidad a largo plazo”, dice Hussain.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados por todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas en 2015, contienen 17 metas diseñadas para combatir la pobreza, reforzar la atención médica y mejorar la educación, entre otros, mientras se protege el medio ambiente.

La pandemia amenaza con revertir décadas de progreso hacia el logro de estos objetivos. Hasta 100 millones de personas podrían caer en la pobreza extrema este año debido a la COVID-19, lo cual sería el primer aumento en las tasas de pobreza desde 1998, de acuerdo con el informe.

El reporte propone varias formas de frenar el virus y promover la recuperación económica al tiempo que se apoya el desarrollo sostenible y se refuerzan los sistemas alimentarios.