CDMX 18 de diciembre del 2020.-Las secretarías General y de Servicios Parlamentarios, así como el Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP) de la Cámara de Diputados, presentaron la “Memoria del Seminario sobre Violencia de Género” en el marco de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

CDMX 18 de diciembre del 2020.-Las secretarías General y de Servicios Parlamentarios, así como el Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP) de la Cámara de Diputados, presentaron la “Memoria del Seminario sobre Violencia de Género” en el marco de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

La pandemia y el confinamiento social han agudizado este flagelo

La diputada Aleida Alavez Ruiz (Morena), presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, afirmó que la violencia de género se ha convertido en la otra pandemia que se extiende en el mundo, de la cual nuestro país no es ajeno, ya que esta tiene muchas facetas, incluyendo la política, económica y sociales, entre otras.

Añadió que la violencia en contra del género femenino se encuentra en niveles preocupantes y de impunidad, debido a que la pandemia y el confinamiento social han agudizado este flagelo.

Precisó que cifras del Coneval y el INEGI demuestran que en el último año 52 por ciento de las mujeres fueron económicamente activas, frente a un 83 por ciento de hombres; es decir, sólo 5 de cada 10 de ellas participan en una actividad económica, además de que los varones ocupan mejores puestos laborales, mayores ingresos, más prestaciones, alcanzan un nivel educativo superior y prácticamente no se enfrentan a la violencia sexual.

Explicó que se ha propuesto al Grupo de Trabajo Plural por la Igualdad Sustantiva de la Cámara de Diputados, avanzar en la homologación de un tipo penal de feminicidio y hacer una revisión empírica de las sentencias absolutorias para corregir las deficiencias procesales en la cadena de custodia, modelo probatorio y el régimen de las responsabilidades de los funcionarios en la procuración e impartición de justicia.

“Las manifestaciones y expresiones legítimas de rechazo a la violencia en contra de las mujeres son un punto determinante para un cambio en la sociedad. Hay alternativas y futuro, es preciso que todas y todos participemos en este cambio”, sostuvo.

Es una violencia estructural y como un cáncer

La diputada Rocío del Pilar Villarauz Martínez (Morena), secretaria de la Comisión de Igualdad de Género, explicó que la violencia de este tipo es estructural, daña a familias, comunidades y sociedad como un cáncer, por lo que es necesario que las mujeres tengan un papel destacado en temas económicos pues es a través de la autonomía económica se pueden realmente combatir las violencias.

Aseguró que hay coincidencia en que la fórmula para la solución es la participación equitativa de las mujeres en todas las esferas de la vida, debido a que aún hay espacios que siguen siendo del dominio masculino; ellas reciben menos sueldo por trabajo igual y laboran desde la informalidad con altos niveles de precariedad y sin acceder a puestos de toma de decisión.

Comentó que esta Memoria recopila la experiencia y aportaciones de especialistas que desde sus espacios buscan contribuir para la disminución y erradicación de la violencia desde el ámbito legislativo, incluyendo la perspectiva de la teoría, la academia y la práctica.

Violencia de género atenta contra los derechos fundamentales

Al dar la bienvenida, Juan Carlos Cervantes Gómez, responsable de la Dirección General del CEDIP, destacó la importancia de esta Memoria porque la violencia política hacia las mujeres trasciende fronteras, religiones y condición económica, que al igual que la agresión física, económica, emocional, laboral y psicológica atentan contra el ejercicio de los derechos fundamentales que tienen ellas como seres humanos.

Analizar este fenómeno es un paso vital para lograr la solución, afirmó. Por ello, invitó a leer y difundir este importante documento, disponible en el micrositio del CEDIP, en formato abierto, a fin de contribuir a la reflexión y que las y los ciudadanos conozcan las propuestas planteadas para coadyuvar a que la mujer se inserte en la educación formal en áreas del conocimiento consideradas tradicionalmente para los hombres.

La función del Parlamento incide en la realidad

Hugo Cristian Rosas de León, secretario de Servicios Parlamentarios de la Cámara de Diputados, indicó que nunca sobra la reflexión sobre el problema de la violencia de género, más cuando la función del Parlamento es la producción normativa. “Sólo éste puede incidir en la realidad a través de la gestión legislativa y el control parlamentario sobre la labor gubernamental”.

“Aún y cuando se cuenta con una completa legislación, esa producción normativa nunca será suficiente frente a los retos que la realidad plantea; sin embargo, el mayor problema es la implementación del embalaje normativo con la que a nivel constitucional cuenta el Estado”.

Es un “problema hechizado” por su alta volatilidad, ambigüedad e incertidumbre

Al presentar la obra, Adriana Plasencia Díaz, presidenta de la Comisión de Género del Instituto Nacional de Administración Pública, y representante de la UNAM, sostuvo que a la violencia de género se le considera como un “problema hechizado” por su alta volatilidad, ambigüedad e incertidumbre; es decir, cuando nos acercamos a una solución se dan otras variables que cambian la forma de abordarlo.

Resolverla es una gran deuda pendiente y aunque es difícil erradicarla al cien por ciento, la tarea de las y los legisladores debe incidir en esta dirección como “una batalla hacia el cumplimiento y respeto de los derechos humanos no sólo de las mujeres, sino también de los niños y hombres”, porque la violencia de género impide el desarrollo integral, sostenido y sustentable.

Propuso “diseñar desde el marco jurídico las mejores herramientas para atenderlo de forma transversal en conjunción entre los poderes Legislativo y Ejecutivo”.

Urgió a definir políticas públicas funcionales y efectivas para que las niñas, adolescentes y mujeres se sumen a la educación formal y tengan los elementos necesarios para contender en un mundo, donde los paradigmas siguen siendo patriarcales.

Indicó que prácticamente el 50 por ciento de los estudiantes en la educación superior son mujeres. “La UNAM tiene una gran deuda con la violencia de género, se ha insistido en desarrollar lineamientos para delimitarla en las aulas escolares en contra de ellas por parte de docentes, compañeros y administrativos”.

Estuvieron en la presentación, Ildefonso Morales Velázquez, responsable de la Dirección General del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas y Elías Robles Andrade, director del Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación”. Del CEDIP, Marcial Manuel Cruz Vázquez, director de Estudios Jurídicos; Hasuba Villa Bedolla, directora de Estudios de Constitucionalidad y Noé Luis Ortiz, director de Estudios Parlamentarios.