CDMX 26 de noviembre del 2020.-La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que en este gobierno se tiene siempre en mente la inclusión de todas y todos para no dejar atrás a ninguna mexicana o mexicano, por lo cual la identidad se reconoce como un hecho social, “y garantizarla y protegerla es un derecho humano y una obligación del Estado mexicano”. 

CDMX 26 de noviembre del 2020.-La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que en este gobierno se tiene siempre en mente la inclusión de todas y todos para no dejar atrás a ninguna mexicana o mexicano, por lo cual la identidad se reconoce como un hecho social, “y garantizarla y protegerla es un derecho humano y una obligación del Estado mexicano”.

 

Al clausurar esta tarde de manera virtual la 41 Reunión Nacional del Consejo Nacional de Funcionarios del Registro Civil, la titular de Gobernación señaló que no ha sido fácil adaptarse a la nueva normalidad, sin embargo, todos los esfuerzos y estrategias generadas durante esta época se sumarán a las acciones que ya se implementan para el mejoramiento de los registros civiles y de su valiosa función.

 

Señaló que en el Gobierno de México encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador se considera que es indispensable adaptarse a la modernidad y apoyarse en las nuevas tecnologías para garantizar el acceso universal al derecho a la identidad única y que sea digital, lo cual favorecerá a agilizar y facilitar todos los trámites.

 

“En esta nueva etapa de la vida democrática del país hemos apostado por defender, promover y respetar los derechos humanos de todas las personas y para ello, primero es necesario tener un registro civil actualizado. El derecho a la identidad –continuó– es el derecho humano más importante porque es la llave para tener, obtener, acceder y ejercer todos los derechos humanos”, expresó.

 

Acompañada del titular del Registro Nacional de Población e Identidad (Renapo), Jorge Wheatley Fernández, destacó la aprobación de la reforma al artículo 30 constitucional para garantizar la nacionalidad mexicana a las hijas e hijos de madres y padres mexicanos nacidos en el extranjero.

 

Refirió que México está en la ruta de lograr que niñas y niños apátridas por haber nacido en países que no otorgan la nacionalidad mexicana por el derecho del suelo, sino solamente por el derecho de la sangre, puedan tener la nacionalidad mexicana y que ello, además, sea sin limitación de generaciones.

 

Fue aprobado –recordó– por unanimidad en el Senado de la República. Ya pasó a la Cámara de Diputados y estamos en espera que ésta la apruebe para enviarla a las entidades federativas.

 

En este sentido, la secretaria de Gobernación también subrayó la necesidad de articular estrategias y generar sinergias para llegar a todas las personas, incluidas las que habitan en municipios, pues algunos carecen de acceso pronto a los registros civiles.

 

Estuvieron conectados, entre otros, la directora general de Servicios Consulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Carolina Zaragoza Flores (en representación de todos los Consulados que fungen como jueces del Registro Civil en el exterior), así como directoras y directores generales de los 32 registros civiles en el país; y representantes de las regiones norte, centro y sur del Consejo Nacional de Funcionarios del Registro Civil electos para el periodo 2020-2021.