CDMX a 19 de diciembre del 2020.- El desarrollo de vacunas de laboratorios como Pfizer o Moderna se realizó en tiempo récord, periodo en el que se han determinado apuestas cada vez más relevantes, sobre todo considerando la capacidad con la que cuentan las marcas en un momento de gran trascendencia en el mercado.

CDMX a 19 de diciembre del 2020.- El desarrollo de vacunas de laboratorios como Pfizer o Moderna se realizó en tiempo récord, periodo en el que se han determinado apuestas cada vez más relevantes, sobre todo considerando la capacidad con la que cuentan las marcas en un momento de gran trascendencia en el mercado.

Ahora, ante la premura con que se han tenido que lanzar al mercado vacunas que ofrecen la esperanza de acabar con la pandemia, sin embargo, los efectos colaterales de estas podrían presentarse en pacientes como una advertencia del impacto que tienen los desarrollos médicos lanzados en tiempo récord.

Es por ello que en países como Estados Unidos no puedes demandar a Pfizer o Moderna por efectos colaterales severos, debido a la orden federal que impide hacerlo cuando algo salga mal con la aplicación de las vacunas.

La inmunidad que el gobierno de Estados Unidos ha ofrecido a Pfizer y Moderna, por los efectos colaterales en la aplicación de la vacuna también protege a la polémica FDA.

Esta medida sienta un precedente en el mercado de pharma, donde estamos viendo un hecho que sin lugar a dudas lleva a las marcas de pharma a desempeñarse en el mercado de manera estratégica.

Ante estos hechos, un elemento queda patente y es el que tiene que ver con la manera como las marcas están determinando cada vez más la capacidad de innovación ante momentos desafiantes.

Los desafíos son un aspecto que no podemos perder de vista y en este momento el trabajo que se ha implementado ha determinado todo tipo de oportunidades que abren la puerta al desempeño de estrategias que sin lugar a dudas nos advierten de la capacidad que encuentran las marcas para poder trabajar de mejor forma en el mercado.