CDMX a 26 de diciembre del 2020.- Con menos de 10 días para el final de 2020, los mexicanos ya están empezando a reflexionar cómo celebrarán este Año Nuevo fuera de lo común. Un nuevo estudio de Kantar de hecho confirma que nueve de cada 10 consumidores en el país creen que esta celebración será muy distinta con respecto a años anteriores. A pesar de estso difíciles 12 meses, buena parte de la audiencia aún dice que la emoción que más les invadirá el 31 de diciembre será la esperanza.

CDMX a 26 de diciembre del 2020.- Con menos de 10 días para el final de 2020, los mexicanos ya están empezando a reflexionar cómo celebrarán este Año Nuevo fuera de lo común. Un nuevo estudio de Kantar de hecho confirma que nueve de cada 10 consumidores en el país creen que esta celebración será muy distinta con respecto a años anteriores. A pesar de estso difíciles 12 meses, buena parte de la audiencia aún dice que la emoción que más les invadirá el 31 de diciembre será la esperanza.

Sobre costumbres más específicas de los mexicanos para el Año Nuevo, el 84 por ciento de los consumidores celebrará solo con una cena en casa acompañado de familiares cercanos. En lo que se refiere a propósitos para 2021, también se han identificado patrones claros. Tres de cada cuatro personas quiere ahorrar, mientras que el 66 por ciento quiere cuidar aún más saludable. La mitad desea ganar más dinero y cuatro de cada 10 buscan alimentarse mejor.

También hay tendencias un poco más conservadoras en la forma que los mexicanos están gastando su aguinaldo. Kantar señala que este ingreso adicional para Año Nuevo se va, como  en otros años, en regalos, ropa y calzado, cena o fiestas y pagos de gastos del hogar. Pero en esta ocasión, cuatro de cada 10 también lo destinará a saldar deudas pendientes. Un 35 por ciento lo dedicará al ahorro, ambas cifras significativamente más altas que para el fin de 2019.

¿Nuevas preocupaciones del consumidor para Año Nuevo?

Muchas de estos comportamientos de los que habla Kantar no son nuevas ni en México ni a escala global. En países como Estados Unidos (EEUU), las tasas de ahorro no empezaron a crecer en Año Nuevo. De acuerdo con CNBC, desde mayo pasado que está aumentado la tendencia por guardar dinero en efectivo. En su momento, como parece ser también el caso ahora en el país, este fenómeno respondía a una creciente preocupación sobre la economía.

Tampoco es nueva este interés por la salud. De acuerdo con Feed & Grain, desde que inició la pandemia hay una clara tendencia por una alimentación más responsable. No es algo que se esté presentando apenas ahora por el Año Nuevo. Más importante aún es tal vez las razones que tienen los consumidores para una nutrición más positiva. Específicamente, esperarían que les ayude a potenciar su metabolismo, el sistema inmune, e incluso su bienestar psicológico.

El hecho que estas tendencias continúen en los propósitos de Año Nuevo de los mexicanos para 2021 reafirma lo que han notado agentes como The Square en otros países del mundo. No solo el entorno de la salud seguirá siendo una de las grandes prioridades del público. A la vez, se tendrán también muchos cuidados en la forma que se ejecuta el presupuesto familiar y personal. Algo que forzará a las compañías a crear nuevas ofertas de productos y servicios.

Sobre el tema del empleo en México

Hay otros dos grandes temas en los propósitos de Año Nuevo que Kantar menciona que son un poco más complejos: Cambiar de trabajo y ganar más dinero. No hay más que ver eventos como la salida de Best Buy del país para darse cuenta que la situación del empleo no es muy positiva para el mediano plazo. Cierto, el Gobierno ya reporta una recuperación en el empleo frente al pico de la crisis. Pero en muchos casos fue una transición a plazas más precarias.

Sin embargo, hay un elemento que podría dar esperanza a quienes tienen este propósito en Año Nuevo. De acuerdo con OCC, las tasas de desempleo y la crisis sanitaria en general han llevado a que muchas personas apuesten por el emprendimiento. Cierto, no se trata de un ingreso asegurado como el de un puesto laboral fijo. Sin embargo, en una economía donde se impulsa el consumo local para recuperar la economía, podría ser una oportunidad muy valiosa.