CDMX a 5 de Noviembre de 2018.- El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez, exhortó a la población a extremar cuidados de niñas y niños para garantizar su desarrollo pleno y la salvaguarda de sus derechos, previniendo accidentes en el hogar, la escuela y en espacios públicos, a fin de evitar que sean hospitalizados o sufran consecuencias fatales.

Durante una vista al Hospital Pediátrico Legaria, de la red del Gobierno capitalino, dijo que el cuidado de la primera infancia representa un acto de justicia social porque contribuye al desarrollo pleno de una persona, evita desigualdades sociales y condiciones de vulnerabilidad, como la del abandono. Por ello, afirmó, la administración local ha emprendido políticas públicas orientadas al cuidado y protección de la niñez y la adolescencia asegurando el acceso a servicios básicos y de calidad.

Indicó que las autoridades de todos los niveles, profesoras, profesores, madres y padres de familia, tutores y la sociedad en general deben participar en la construcción de planes de seguridad en el hogar, la escuela, vialidades y espacios públicos para salvaguardar la integridad y protección de la infancia, lo cual permite atender el contenido de leyes, locales, nacionales e internacionales, sobre los derechos de este grupo poblacional.

Amieva Gálvez señaló que muchos accidentes ocurren en casa por la falta de precaución de las personas adultas, de ahí la importancia de alejarlos de productos que puedan causar quemaduras, lesiones con objetos cortantes, caídas, asfixias por la ingesta de productos tóxicos o medicamentos,  o descargas eléctricas, entre otros accidentes.

En el hospital, acompañado del secretario de Salud, Román Rosales Avilés; de la directora General del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Neyieli Isabel González Solis, y del titular de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), Edmundo Porfirio Garrido Osorio, el Jefe de Gobierno visitó a la menor que fue alcanzada por una bala perdida que la hirió en la cabeza y que, después de ser intervenida, se recupera en ese nosocomio.

Ahí recordó que a través del programa “Por tu Familia, Desarme Voluntario”, que coordina la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), han sido canjeadas más de 33 mil armas de fuego cortas y largas, así como granadas o explosivos por un apoyo económico o en especie, así como juguetes bélicos por material didáctico infantil, además de que se fomenta una cultura de paz y no violencia.

En el recorrido, en el que se entregaron juguetes y regalos a las niñas y niños que se encuentran hospitalizados, visitó diversas áreas de atención entre las que alojan a un menor de un mes de nacido que fue abandonado hoy en una azotea y que permanece en observación médica; a una pequeña de cinco años que padece autismo, también abandonada en ese nosocomio, y a un niño de un año que fue mordido en el rostro por un perro.

En la visita, un grupo de payasos acudió para llevar alegría a las y los niños que están en el hospital, generando sonrisas y gestos de esperanza de una recuperación pronta para que puedan regresar a sus hogares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *