CDMX a 23 de Octubre de 2018.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, señaló que debe haber corresponsabilidad de las naciones para enfrentar el reto migratorio, articular esfuerzos y no perder la atención humanitaria.

Durante la inauguración del Foro Internacional DESCA y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, coincidió que Honduras, El Salvador, Guatemala y México tienen que generar condiciones para que exista desarrollo en los países de Centroamérica, “aquí está el tema para que evitemos las causas que originan esa movilidad, pero en tanto llegamos a ello, atendamos lo humanitario”.

Ante el avance de la caravana migrante de centroamericanos por el sur del país, el ombudsman nacional expresó que no deben existir condicionamientos del gobierno de México para dotar de agua y alimentos a esas personas, al igual que el de Guatemala.

“Desde los Derechos Humanos estamos pidiendo un trato humanitario, nadie está diciendo que se violente la ley, nunca un organismo podría decir eso, pero tenemos que ser creativos e imaginativos de cómo generar desde la ley condiciones que eviten que no llegue el agua, no porque sea deliberado.

“Más bien que haya una actitud proactiva de acercar alimento y agua, condiciones para que haya situaciones de albergues adecuados, sé que es una situación inédita pero ante lo inédito tenemos que generar cambio”, expuso.

Reconoció que si bien el país no estaba preparado para un éxodo de esa magnitud, se debe crear una cultura de solidaridad, ya que “antes que migrantes somos personas y lo que nos identifica como seres humanos es la dignidad por el hecho simplemente de ser seres humanos, y entonces tenemos que pensar como quisiéramos que nos trataran en situaciones semejantes”.

“Sé que en México hay carencias, y eso no quiere decir que se desatiende a los mexicanos, por eso hay que generar políticas y presupuestos que permitan trazar esos objetivos de atención a los nacionales y a los extranjeros”, abundó.

Hasta ahora, dijo, la CNDH ha emitido en dos ocasiones medidas cautelares sobre lo que sucede en la frontera sur del país, además de mantener su personal en la zona entre Tapachula, Chiapas, y el Puente Internacional de cruce con Guatemala.

González Pérez llamó a las autoridades federales, estatales y municipales, así como a la sociedad en general a brindar un trato digno y humanitario a los migrantes de Centroamérica, pertenecientes a la caravana que se dirige a Estados Unidos.

Expuso que se trata de un éxodo que, más allá de las diferentes lecturas que se hayan querido dar a esa movilidad humana, refleja el dolor de personas que atraviesan situaciones de carencias, hambre y violencia.

El titular de la CNDH añadió que sin violentar la ley, es necesario una mirada humanitaria igual a la que se exige al gobierno estadunidense con los mexicanos que radican en ese territorio, así como el respeto a los derechos básicos, entre los que se encuentran el alimenticio y el de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *