CDMX a 13 de Febrero de 2019.- Para la Coordinación Nacional de Literatura (CNL) y el Foro Internacional de Narración Oral (FINO) es de suma importancia que la población tenga acceso a expresiones y manifestaciones culturales.

Tal como afirma el director del FINO, Armando Trejo, ser incluyente es lo que anima el espíritu del Foro en sus cerca de 30 años de actividad. Esto no es una simple palabra, ya que nosotros abarcamos todos los sectores de la sociedad mexicana contemporánea, aseguró.

Ejemplo de ello fue una sesión más del ciclo Temprano cuentan los abuelos, la cual tuvo lugar el día de ayer bajo el nombre Viejas historias de amor.

Producto del trabajo conjunto realizado entre la coordinación del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el FINO, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, como cada dos semanas, adultos mayores trabajaron sus repertorios, cuentos y anécdotas con el fin de convertirse en narradores orales profesionales y destacar el arte de la palabra dicha.

En entrevista, Trejo dijo que en ese ciclo los abuelos toman la palabra y arman sus propias historias al utilizar los instrumentos de la narración oral escénica y de las fuentes literarias, principalmente. De esta manera, cada uno de los participantes se ha acercado a autores de todos los tiempos y de todo el mundo para que con su propia voz compartan una historia interior al público. Esto se lleva a cabo tanto en escuelas y hospitales, como en centros culturales, museos, teatros y otros recintos, sin olvidar algunos lugares marginales de la ciudad.

Trejo aseguró que los miembros del ciclo no toman esto como un pasatiempo, sino como la garantía de que están realizando algo serio y muy importante, trascendente en su vida y la de los demás; por ello, están muy comprometidos con su trabajo, llegan temprano a sus clases y les gusta estar frente a un escenario.

Trejo informó que el FINO es incluyente con todos los sectores de la sociedad. Incluso desde hace dos años se implementó, junto con la Galería José María Velasco del INBAL, el ciclo El barrio toma la palabra, en el que intervienen personas que viven en espacios aledaños.

Este ciclo es muy interesante y nos ha dado muchas sorpresas porque es intergeneracional, ya que asisten los nietos, los hijos, las esposas, los bisnietos y toda la familia. En este ciclo también somos rígidos en cuanto a continuar los lineamientos del rigor y la formación artística para crear narradores orales escénicos, aseveró Trejo.

Además, en el FINO también se da cabida al activismo homosexual y transgénero mediante el ciclo Voces transparentes. En el FINO, afirmó Trejo, ser incluyente es para nosotros estar en todos los sectores de la sociedad mexicana contemporánea, poder separar ideologías políticas, religiones, preferencias sexuales y cualquier traba que divida a los seres humanos.

Creado hace un año, Voces transparentes se presentó en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y los participantes quedaron encantados de estar en un escenario que creían solo era para las grandes personalidades de la cultura y se dieron cuenta que este espacio les pertenece a ellos y a todos los mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *