Ciudad de México, 28 de diciembre de 2020.- En las fiestas decembrinas en México existe un riesgo a la salud, sobre todo en la población con obesidad y diabetes, por el alto consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas, sumado a las dudosa procedencia o adulteradas, cuya venta y consumo se ha incrementado durante la pandemia, alertaron estudios y especialistas.

Ciudad de México, 28 de diciembre de 2020.- En las fiestas decembrinas en México existe un riesgo a la salud, sobre todo en la población con obesidad y diabetes, por el alto consumo de bebidas alcohólicas y azucaradas, sumado a las dudosa procedencia o adulteradas, cuya venta y consumo se ha incrementado durante la pandemia, alertaron estudios y especialistas.

 

En México, se consumen 163 litros de bebidas azucaradas al año, en promedio, por persona, entre las que figuran los refrescos, tés y jugos. Al mismo tiempo, se beben 4.4 litros de alcohol por persona de manera anual y, en promedio, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública.

 

Su ingesta en exceso puede afectar la salud, pues estas contienen altas cantidades de azúcares, carbohidratos y calorías. En épocas navideñas, su consumo tiene un repunte, pues el 11% del gasto familiar se destina a este rubro, ya que como señala Kantar Worldpanel, los festejos giran en torno a la comida y la bebida. En México, la ingesta de alcohol se relaciona con cinco de las 10 principales causas de muerte: enfermedades cardiovasculares, accidentes de tránsito, patología cerebrovascular, cirrosis hepática, homicidios y lesiones en riña.

 

La consultora Kantar Worldpanel expone que, a excepción de un año en el que se juegue una Copa del Mundo de Futbol, diciembre es el mes en el que se consume más cerveza en México. De igual manera, aumentan las ventas de whisky, ginebra, vodka, ron, tequila, destilados y brandy. En el periodo que va del 24 al 31 de diciembre se realiza el 46% del gasto en estos.