CDMX a 12 de Febrero de 2019.- La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) dio a conocer el Protocolo de Atención a Población Indígena con Enfoque de Género e Intercultural, que busca ser una base referencial sobre la atención a este sector de la población ante delitos y violaciones a sus derechos humanos.

“No pretende ser en forma alguna receta general, sino un conjunto de principios que oriente el análisis de situaciones de manera diferencial y especializada en donde se ponga en el centro las necesidades particulares de las víctimas”, indicó el comisionado ejecutivo de la CEAV, Jaime Rochín del Rincón.

Para la Comisión, anotó, resulta fundamental impulsar las medidas que hagan posible la prestación diferencial y especializada de servicios a las víctimas del delito y de violaciones a derechos humanos en todas las ventanillas institucionales.

Ello, toda vez que en el caso de la población indígena, además de las afectaciones que derivan los hechos victimizantes, se añaden las múltiples expresiones de discriminación que todos los días enfrentan por el simple hecho de ser indígenas.

“La historia de los pueblos originarios está caracterizada por la resistencia, la lucha y la resiliencia. La sobrevivencia y adaptación de sus rituales, tradiciones, usos y costumbres podría representar el acto de rebeldía más emblemático de su existencia”, enfatizó durante la presentación del Protocolo.

En compañía de autoridades de Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Rochín del Rincón agradeció el acompañamiento de las organizaciones de la sociedad civil, colectivos e instituciones académicas.

Además, de activistas, líderes y lideresas indígenas, quienes tuvieron una destacada participación en las mesas de trabajo y elaboración del Protocolo, el cual recoge múltiples voces para poder brindar a las víctimas una atención con enfoque de género, intercultural y especializada, que coadyuve a la eventual recuperación del proyecto de vida.

A su vez, la titular del Indesol, Luz Rosales Esteva, indicó que el protocolo busca orientar la actuación de las instituciones que tienen la responsabilidad de brindar atención a la población indígena en situación de víctima.

Resaltó que las organizaciones y la academia pueden integrar las observaciones y recomendaciones al texto; “todo es mejorable en este mundo”, en aras de construir una cultura institucional que conozca en todo momento a las personas indígenas como sujetas de derecho.

Rosales Esteva indicó que el nuevo gobierno que se ha propuesto llevar a cabo una reforma de gran calado para el país, requiere la suma de esfuerzos de todos y todas.

El Protocolo, sin duda, brindará herramientas para la debida atención de víctimas del delito y de violaciones a derechos humanos con un enfoque diferencial y especializado, con plena observancia de las particularidades, necesidades y demandas específicas de las personas, especialmente de las mujeres indígenas, a fin de hacer efectivos los derechos humanos, agregó.

En el evento Luis Cortés, de la Unidad de Género de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, destacó que el Protocolo busca ser la voz de las necesidades de las víctimas y parte del respeto de su cosmovisión y no de una sola mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *