San Luis Potosí, San Luis Potosí. 25 de Octubre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Desde hace 18 años, el equipo del doctor Ángel Gabriel Alpuche Solís, actual coordinador del Laboratorio Nacional de Biotecnología Agrícola, Médica y Ambiental (Lanbama) del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), ha trabajado de la mano con agricultores locales e instancias como la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (Sedarh) y la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle de Villa de Arista en San Luis Potosí, para identificar problemas regionales relacionados con enfermedades bacterianas en tomate.

El investigador afirma que el cáncer bacteriano causado por la bacteria Clavibacter michiganensis subsp. michiganensis (Cmm) es uno de los principales problemas que hay en tomate en el país y a nivel mundial. La enfermedad causó pérdidas por 40 millones de dólares en Sinaloa hace unos años. “Con base en visitas y reuniones con los agricultores del estado de San Luis Potosí, corroboramos que era un problema real que afectaba a los agricultores que cultivaban a cielo abierto (de hecho, ahora ya están migrando el cultivo de tomate a mallasombra o invernaderos para reducir problemas de enfermedades), por lo que decidimos emplear métodos de diagnóstico certeros para detectar de manera eficiente el problema”.

Durante el diagnóstico basado en métodos moleculares que detectan ciertas porciones del ADN, descubrieron que aparte de otros tres hongos presentes en los cultivos de hortalizas, la bacteria Clavibacter era la que más se encontraba esparcida. Por medio de la participación de un estudiante de doctorado, Pablo Lara (actual profesor investigador de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, UASLP/Agronomía), y el empleo de una técnica molecular conocida como cDNA/AFLP, se decidió estudiar plantas silvestres de tomate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *