Ciudad de México, 24 de diciembre de 2020.- Con la reapertura del estratégico puerto de Dover, Reino Unido empezó a salir del repentino aislamiento al que le sometieron sus vecinos europeos tras el descubrimiento de una variante de Covid-19, mientras otra cepa, proveniente de Sudáfrica, genera más preocupación.

Ciudad de México, 24 de diciembre de 2020.- Con la reapertura del estratégico puerto de Dover, Reino Unido empezó a salir del repentino aislamiento al que le sometieron sus vecinos europeos tras el descubrimiento de una variante de Covid-19, mientras otra cepa, proveniente de Sudáfrica, genera más preocupación.

 

Las autoridades británicas anunciaron que identificaron dos casos de otra variante del virus, «altamente preocupante» porque es «más contagiosa», llegada de Sudáfrica. Esta cepa sudafricana «parece haber mutado más que la nueva variante que fue identificada en Reino Unido», dijo el ministro de Salud británico, Matt Hancock.