El traslado del pederasta Jean Succar Kuri al penal municipal de Cancún debe suspenderse mientras el gobierno mexicano no solvente la observación del Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas sobre las violaciones a los derechos de menores de edad y de la periodista Lydia Cacho por denunciar este caso.

Así lo señaló la diputada de Morena, Aleida Alavez Ruiz al afirmar que en este caso de pederastia se acreditó la colusión de autoridades y particulares para violentar los derechos de niñas y niños, así como de la periodista Lydia Cacho.

Explicó que el Comité de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas dictaminó lo anterior, porque después de más de 13 años de sucedidos estos hechos, sigue privando la impunidad para todos los implicados en esta red de corrupción de menores.

Agregó que la resolución del Comité de Derechos Humanos establece que el Estado mexicano está obligado a realizar una investigación imparcial, pronta y exhaustiva sobre los hechos denunciados por la periodista, así como procesar, juzgar y castigar con penas adecuadas a los responsables de las violaciones cometidas.

Además, ofrecer una compensación adecuada a Lydia Cacho por la violación de sus derechos humanos y adoptar medidas necesarias para evitar que se cometan violaciones semejantes en el futuro, garantizando que todos los periodistas y defensores de derechos humanos puedan ejercer su derecho a la libertad de expresión en sus actividades, incluso mediante la despenalización de los delitos de difamación y calumnia en todas las entidades federativas.

Esta resolución, dada a conocer hace un par de meses, está en proceso de respuesta por el actual gobierno federal, por lo que la legisladora de Morena exige que Jean Succar Kuri no sea trasladado del penal del Altiplano a Cancún, Quintana Roo, toda vez que está pendiente el cumplimiento a las observaciones de la ONU.

Agregó que aunado a esto, el artículo 18 constitucional previene que no se conceda ese beneficio al interno, por tratarse de un caso de delincuencia organizada.

Demandó que el pederasta cumpla su sentencia de 112 años de prisión en un penal de alta seguridad, como el del Altiplano, porque la pederastia es uno de los peores crímenes que laceran a nuestras niñas y niños. “Las autoridades judiciales y administrativas tienen la obligación de cuidar y proteger los derechos de las víctimas, por lo que aprobar el traslado de este tipo de personajes es un acto que afecta a toda la sociedad”.

Exigió al Estado mexicano cumplir con las observaciones de la ONU y que no autorice el traslado.

“No permitamos que se abone más a este caso; este criminal debe permanecer en el penal donde se encuentra porque violentó y cambió para siempre la vida de sus víctimas. No podemos ser un estado laxo con los criminales; sentaríamos pésimos precedentes”, advirtió.

Jean Succar Kuri cumple una condena de 112 años por pederastia, pornografía y corrupción de menores, red en la que participaron políticos y empresarios, que quedaron en la impunidad. Sin embargo, el pasado 20 de septiembre, el Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Distrito de Quintana Roo, aprobó su traslado al penal municipal de Cancún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *