En medio de la oferta editorial que ofrece la XVIII Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de  México 2018 (FIL Zócalo), el cantautor y activista social Gabino Palomares y Los Patita de Perro amenizaron con su música el encuentro con sus presentaciones en los foros Elena Poniatowska y Movimiento de 1968, respectivamente.

 

Acompañado de su grupo, el exponente del movimiento Nueva Canción Internacional salió al escenario acompañado de su guitarra y agradeció la presencia del público, al tiempo que recordó la memoria de los estudiantes que perdieron la vida durante la masacre del 2 de octubre en Tlatelolco.

“Dedico este concierto a la memoria de los caídos en 1968, pero también a los estudiantes que participan en la reconstrucción de su patria, a los que están en movimiento haciendo historia, no así en aquellos que se quedan en su casa mirando el transcurrir de la vida a través de un televisor”, expresó Palomares.

El intérprete de “No te creo nada” (1987) y “La maldición de Malinche” (1978) cantó “Me gustan los estudiantes”, de Violeta Parra, seguido de “Corrido de la ocupación militar de la Universidad”, de Judith Reyes.

Entre cada canción, el activista hizo énfasis en que no se ha hecho justicia de aquellos actos de asesinato y represión por parte del entonces gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, por lo que al unísono con el público grito “exigimos justicia” e invitó a los asistentes a educar a sus hijos fuera de la violencia que se muestra en televisión y en videojuegos. “Si nosotros no páramos esa violencia, es lo equivalente a estar preparando a los futuros sicarios”, advirtió.

Música para los pequeños

 

El rock para chavitos de Los Patita de a Perro, agrupación capitalina fundada en 1993 y que ha experimentado gran éxito entre sus pequeños seguidores, puso a bailar a los asistentes de la FIL Zócalo 2018, encuentro editorial que ofrece más de mil 200 actividades gratuitas hasta el 21 de octubre.

“Gracias por pasar su domingo aquí con nosotros”, expresó Nacho Pata, bajista y vocalista del grupo musical que interpretó temas como “El río”, “Hasta la victoria siempre”, canción que rinde homenaje a Ernesto “Che” Guevara, y una versión aritmética de “40 y 20”, que hizo reír al concurrido Foro Movimiento de 1968 gracias a su divertido juego de palabras que involucraban sumas y restas.

Las sonrisas, bailes y ritmos frenéticos continuaron con “Mamá soltera”, “La tarea” y “Acapulco en la azotea”.

“Esta canción va dedicada a todos los niños que han muerto por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida)”, comentó Nacho Pata antes de interpretar la sentimental “Siempre estaré”, seguida de “Chin chin” y “Gracias”.

Los poblanos se despidieron de su público capitalino con “Cuando yo me muera” y la muy coreada por los pequeños “Motoperros” y su incisiva lírica que critica a los cuerpos policiales y sus famosas mordidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *