Héctor Sulaimán Saldivar intentó por todas las formas acercarse a Emilio Lozoya Austin, así como con Froylán Gracia Galicia, el operador del ex director de Pemex, quien está acusado por el tema de corrupción de Odebrecht.

Héctor Sulaimán Saldivar intentó por todas las formas acercarse a Emilio Lozoya Austin, así como con Froylán Gracia Galicia, el operador del ex director de Pemex, quien está acusado por el tema de corrupción de Odebrecht.

Cuenta uno de los testigos del acto, que el hijo de José Sulaimán, fundador del Consejo Mundial de Boxeo, logró llegar con Emilio Lozoya y Froylán Gracia Galicia, a través de Ignacio Durán, un operador del ex director de Pemex que manejaba la Gerencia de Comunicación de la empresa productiva del estado.

Se habló poco, pero era una la encomienda de Héctor Sulaimán: hacer los negocios que más se puedan con las empresas que representaba.

Sulaimán, quien también es presidente de la Fundación Scholas, cercana al Papa Francisco, explicó el potencial que tenía una tecnología de rayos X, misma que se podía utilizar en varias áreas de Pemex.

Ignacio Durán, amigo de la infancia de Sulaimán, esperaba ansioso el visto bueno de sus anteriores jefes para consolidar una de las relaciones más productivas de aquellos tiempos.

Nadie sabe el desenlace de esa reunión, pero constantemente se veía a Héctor Sulaimán Saldivar abrazar efusivamente a Froylán Gracia Galicia, a quien muchos reconocían como el gestor de Emilio Lozoya.

La riqueza del presidente de la Fundación Scholas creció a pasos agigantados y curiosamente Héctor Sulaimán, quizo seguir con las ganancias millonarias a través de un sistema tecnológico, pero inmediatamente al conocer su historial fue vetado por Raquel Buenrostro, titular del SAT, así como Horacio Duarte, administrador general de Aduanas.

Sulaimán entró en colera al pensar que tenía amarrado el negocio en Aduanas. En las últimas semanas al ser evidenciado se encargó de afirmar que gracias a su cercanía con el canciller Marcelo Ebrard lograría cambiar la decisión de Raquel Buenrostro y Duarte, de quienen hablaba más que mal.

Oscuridad en el SAT

Una historia similar a los gestores que buscaba Héctor Sulaimán a través de Lozoya Austin y Gracia Galicia sucedió en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Sin embargo, las máximas autoridades del gobierno de Andrés Manuel López Obrador fueron alertadas sobre las gestiones que presuntamente realizaba el empresario Héctor Sulaimán para que Rapiscan Systems se convirtiera nuevamente en la proveedora del sistema de rayos x para detección de mercancías ilegales en las aduanas del país, a pesar de que fue penalizada con 7.5 millones de pesos tras diversos incumplimientos.

De acuerdo con fuentes internas, aunque Sulaimán Saldívar no tiene un cargo formal en Rapiscan Systems, ha impulsado a la empresa para que se convierta en contratista del Servicio de Dictamen de Imágenes de Revisión No Intrusiva, aún cuando durante la administración de Enrique Peña Nieto obtuvo un acuerdo multianual por 2 mil 887 millones de pesos y que las deducciones se originaron por el “incumplimiento en los niveles de servicio”.

Datos del Portal de Obligaciones de Transparencia revelaron que en 2017, el SAT le adjudicó de manera directa el contrato multianual CS-300-AD-I-P-FC-069/17, que incluía la operación de los 42 equipos de revisión no intrusiva para vehículos de carga y ligeros que tiene el SAT en 20 aduanas de tipo marítimo, frontera norte y sur del país, así como la gestión de recursos para la emisión del dictamen aduanero.

Aunque en un principio ambas partes acordaron que la vigencia sería de enero de 2018 a enero de 2020, se firmaron dos convenios modificatorios, el CS-300-AD-I-P-FC-069/17C01 y el CS-300-AD-I-P-FC-069/17C02, por lo que finalmente, el plazo se amplió hasta junio pasado.

Mientras tanto, en 2019 solo fueron aseguradas alrededor de 9 mil 279 armas de fuego en la frontera con Estados Unidos, donde se estima que ingresa el 70% de estos artefactos por la vía ilícita, tal como expuso en 2020 una publicación especializada, dependiente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En un número especial de la Revista Mexicana de Política Exterior, en el que fue retomada información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se reveló que en la última década se colaron 2.5 millones de armas ilegales, de la cuales se han recobrado 332 mil 689 en el combate a la delincuencia, así como mediante campañas para intercambiarlas por despensas. En el país circulan aproximadamente 15 millones de armas, 85% ingresadas de forma ilícita, y con ellas se cometieron el 67.4% de los homicidios dolosos en el país.

De acuerdo con el libro blanco elaborado con referencia al desarrollo del contrato CS-300-AD-I-P-FC-069/17, al 31 de agosto de 2018 únicamente había un avance en los servicios y Plan de Trabajo del 37%, cuando la meta planteada era de 38.33%.

Sumado a que se encontraba en “etapa de desarrollo” la habilitación del esquema de revisión no intrusiva en los sistemas institucionales las 24 horas, para agilizar y eficientar el reconocimiento aduanero en los servicios extraordinarios.