La Secretaría de Cultura del Gobierno de México informa que la violinista michoacana de 17 años, Adriana Lizbeth Garcia Valdivia, formada en el modelo educativo del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), fue reconocida con el Galardón Joven Intérprete 2020, otorgado por el programa Iberorquestas Juveniles, mismo que es auspiciado por la Secretaría General Iberoamericana.

Ciudad de México, 24 de noviembre de 2020.- La Secretaría de Cultura del Gobierno de México informa que la violinista michoacana de 17 años, Adriana Lizbeth Garcia Valdivia, formada en el modelo educativo del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), fue reconocida con el Galardón Joven Intérprete 2020, otorgado por el programa Iberorquestas Juveniles, mismo que es auspiciado por la Secretaría General Iberoamericana.

Entre las personas galardonadas, también se encuentra la mexicana Evelin Hernández, quien obtuvo el segundo lugar en el concurso “Compositoras Iberoamericanas 2020”.

La apertura de espacios de creación y plataformas musicales en favor de la igualdad de género ha sido un rubro importante en el desarrollo de proyectos como el programa Iberorquestas Juveniles, en el que las mujeres mexicanas han destacado como instrumentistas y compositoras.

Las competencias de composición e intérprete de este año fueron evaluadas por un jurado internacional integrado por músicos iberoamericanos de amplia trayectoria, quienes ponderaron la inclusión de los valores identitarios de la región en las obras musicales participantes, así como el desempeño como instrumentista y arraigo hacia su comunidad, en el caso de los jóvenes intérpretes.

El impulso en favor de la igualdad de género es un punto transversal en el que tanto Iberorquestas juveniles como la Secretaría de Cultura del Gobierno de México han puesto énfasis, a través de campañas de creación y participación artística, como concursos o encuentros.

En este sentido, el SNFM se encuentra de plácemes no sólo por el reconocimiento hacia el talento musical femenino de nuestro país, sino porque Adriana Lizbeth García Valdivia, violinista de 17 años, ha sido formada bajo los preceptos de su modelo de educación musical comunitaria y dentro de las acciones emprendidas dentro de los Semilleros creativos del programa Cultura Comunitaria.

Tocar el violín hace feliz a Adriana desde que tenía 11 años de edad. “Cuando tenía 8 años, las clases de guitarra que mi mamá tomaba una vez a la semana sedujeron mi oído, pero fue hasta 2014 que el Sistema Nacional de Fomento Musical puso en marcha el Ensamble comunitario de arpa grande en mi pueblo –Tepalcatepec, Michocán−, que inicié mi formación musical y mi vida cambió”, comenta en entrevista.

Aunque este reconocimiento para la joven violinista se debe a su desempeño personal, ella considera que no es un logro individual, sino de un proceso de aprendizaje colectivo en el que están involucrados su maestro y director del Ensamble comunitario de arpa grande de Tepalcatepec, Michoacán, Luis Miguel Amezcua, y sus compañeros.

Su voz se emociona al recordar que fue concertino de la Orquesta y Coro de Música Tradicional Mexicana en el Palacio de Bellas Artes (2015) y dos años después viajó a Rusia con el Ensamble comunitario de arpa grande de Tepalcatepec, Michoacán, para presentarse en el XV Festival Internacional Spivakov Moscow Meets Friends.

En junio de 2020, Adriana Lizbeth fue seleccionada para formar parte de la Orquesta Sinfónica Infantil de México –después de dos audiciones 2018 y 2019−, y en agosto se integró a la orquesta de selección Jóvenes Líderes del Sistema Bajío en el Estado de Guanajuato, cuyo modelo de formación (orquesta-escuela) de nivel medio superior está basado en el Programa Orquesta Escuela Carlos Chávez, y por ende es coordinado por el SNFM.

Por su parte, Evelin Hernández, compositora originaria de la capital de Guanajuato, el segundo lugar obtenido en este certamen de composición es un logro motivador para su carrera. “Me enteré de la convocatoria por un amigo español. No conocía el programa, pero al leer las bases del concurso me interesó su visión inclusiva, la igualdad de género se fomenta de manera integral y no como competencia entre mujeres y hombres. Su alcance en 11 países de Iberoamérica es muy interesante porque nos hermana como región y por ende la retroalimentación cultural y musical será más rica”, dice.

Actualmente, Evelin Hernández radica en Londres, Inglaterra, −antes vivió en Chile−, por cuestiones familiares y profesionales. Ella se ha seguido preparando fuera del territorio nacional y su principal sueño es que una de sus obras sea interpretada en el Festival Internacional Cervantino, no sólo por la tradición artística que emana de este encuentro sino porque se desarrolla en su ciudad natal.

“La música debe ser un derecho humano para todos los ciudadanos en el mundo; por ende la práctica y goce de ésta debe ser para todos. El espíritu de identidad regional y de enfoque hacia la infancia me inspiró a componer “Sueño de pájaros”, una obra sinfónico-coral que recrea la personalidad y color del quetzal, el águila real, entre otros plumíferos que forman parte de la identidad nacional de los 11 países miembros de Iberorquestas”, comenta.

De acuerdo con información preliminar de la Unidad Técnica del programa de Iberorquestas Juveniles, las tres obras ganadoras del certamen de compositoras se grabarán el próximo año en Cuba.