CDMX a 23 de diciembre de 2020.- La necesidad de una sociedad civil cultural más sólida a nivel mundial y el impulso de nuevos modelos económicos que consideren a ésta como un factor de desarrollo monetario y social, fueron los temas centrales de la cuarta mesa del Seminario Internacional “Ciudad, Economía y Cultura”, que transmitió la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México el lunes 21 de diciembre en sus redes sociales y en la plataforma Capital Cultural en Nuestra Casa.

CDMX a 23 de diciembre de 2020.- La necesidad de una sociedad civil cultural más sólida a nivel mundial y el impulso de nuevos modelos económicos que consideren a ésta como un factor de desarrollo monetario y social, fueron los temas centrales de la cuarta mesa del Seminario Internacional “Ciudad, Economía y Cultura”, que transmitió la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México el lunes 21 de diciembre en sus redes sociales y en la plataforma Capital Cultural en Nuestra Casa.

La charla en línea contó con la asistencia de Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural de la Secretaría de Cultura Federal del Gobierno de México, así como del especialista en políticas y legislación cultural José Manuel Hermosillo, cocreador de la asociación civil Artículo 27 Activismo Judicial en Materia de Cultura SC, y de Jordi Pascual, coordinador de la Comisión de Cultura de la Organización Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU).

Al recordar la Carta de Roma 2020, que se centra en el derecho a participar en la vida cultural, el representante internacional mencionó la necesidad de una sociedad civil mundial más agrupada en el ámbito cultural, que logre comprender su relevancia en el progreso humano y en el desarrollo sostenible.

“Nuestra experiencia en la conversación mundial sobre cultura y desarrollo es excesivamente institucional, comparada con otras como la del feminismo o el ecologismo. El desarrollo sostenible tiene que estar centrado en las personas, basado en los derechos y mediación de las libertades; tiene que estar en el centro del desarrollo de los territorios, de los programas de acción de las ciudades y de los gobiernos locales”, expresó el también coautor del libro Sobre la participación ciudadana en las políticas culturales de las ciudades europeas.

Núñez Bespalova coincidió en que se requiere una colaboración ciudadana activa que contrarreste las élites culturales y fomente la creación de estrategias focalizadas en las necesidades de cada sector y comunidad. Ante la transformación del ecosistema cultural a causa del virus COVID-19, la funcionaria federal enfatizó la aparición de nuevas manifestaciones creativas que deben propiciar nuevos modelos de economía “para hacernos corresponsables de todo el desarrollo cultural como sociedad”, dijo.

Incentivos para la cultura

Durante la charla, moderada por Inti Muñoz Santini, responsable de la Coordinación Ejecutiva de Asuntos Especiales y Asesoría Cultural de esta dependencia, y de Naomi Morato, quien colabora en esta misma instancia, José Manuel Hermosillo explicó que las actuales propuestas para la reactivación monetaria no consideran relevante el sector cultural, por lo que subrayó la urgencia de entender “la actividad cultural como una actividad eminentemente económica”.

“Gran cantidad de empresas culturales y artistas independientes están en la informalidad derivado de que no les hemos armado esa transición armónica. Debemos ofrecer condiciones fiscales de desarrollo a este sector, incentivos y subsidios para que el artista independiente o empresa cultural vea el beneficio de pertenecer a un régimen, aún inexistente”, explicó el abogado.

Hermosillo abundó en la importancia de los estímulos fiscales como “figura idónea” para responsabilizar al sector cultural, y anunció, como ejemplo, el abrir nuevas posibilidades como la de pagar un impuesto específico al fisco con el ofrecimiento de una actividad cultural que abone el fortalecimiento de la actividad económica y el desarrollo social.

En una segunda ronda, Pascual opinó que la pandemia ha evidenciado la urgencia de cultura y también la fragilidad de las condiciones laborales del sector, por lo que advirtió que se debe pensar en el papel de ésta como elemento de cohesión social en la pospandemia.

“Hay una brutal necesidad de cultura como seres humanos, no somos seres sin cultura y en contextos de dificultad necesitamos entender y compartir el conocimiento crítico, crear cosas conjuntamente, recordar a las personas que han fallecido, celebrar su vida y recordar su presencia con nosotros, esto lo hace posible la cultura y los actores culturales de un territorio”, indicó.

Los ponentes llamaron a la sociedad civil a sumarse a la creación de políticas que promuevan la cultura como motor del desarrollo sostenible que marca la Agenda 21 de la Cultura, la cual se encuentra alineada con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 que buscan contrarrestar la pobreza, el hambre, el cambio climático y las desigualdades para propiciar la igualdad de género, la salud, la educación, el trabajo decente y la paz, entre otros factores.

La quinta mesa del seminario internacional se realizará el martes 22 de diciembre, a las 19:00 horas, con la participación del secretario de Turismo de la Ciudad de México, Carlos Mackinlay; la directora nacional de Integración Federal y Cooperación Internacional del Ministerio de Cultura de la República Argentina, Ariela Peretti, y el subdirector de Infraestructura Cultural de Bogotá, Colombia, Iván Darío Quiñones Sánchez.

Este seminario es organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México en colaboración con la Comisión de Cultura de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), la oficina en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el Consejo de Fomento Económico, Social y Ambiental de la capital, la organización de la Sociedad Civil Artículo 27 y el canal de televisión pública local Capital 21.

Las mesas del encuentro son difundidas por las redes sociales y el canal de YouTube de la Secretaría de Cultura capitalina, así como por la plataforma digital Capital Cultural en Nuestra Casa, donde están disponibles reuniones anteriores. El público puede participar enviando preguntas sobre cultura y economía al correo seminarioeconomiaycultura@gmail.com.