CDMX a 1 de Noviembre de 2018.- Así como lo hicieron durante la emergencia por el sismo de magnitud 8.2, ocurrido el 7 de septiembre de 2017, la comunidad muxe volvió a mostrar su solidaridad y arropó a la caravana de migrantes centroamericanos, en su paso por este municipio oaxaqueño, ubicado al sureste de México.

El contingente de aproximadamente cinco mil personas que venía del municipio vecino Niltepec, llegó a tierra juchiteca el pasado martes y permaneció ahí dos días, ya que la mañana de este jueves partió hacia Matías Romero.

En su estancia, los muxes, a quienes se consideran el tercer género en la región del Istmo de Tehuantepec, llevaron comida y algunos alimentos, incluso, condones para evitar infecciones de transmisión sexual, a quienes viajan hacia la frontera norte en busca de mejores oportunidades.

Estrella Vázquez Guerra, integrante de esta comunidad dijo que así como se volcó la ayuda después del sismo de 2017, ellas buscan regresar un poco de lo recibido.

“Les dimos la bienvenida porque aquí tienen su casa y lo poquito que estamos logrando que la gente nos apoye, tanto de la diversidad como los vecinos, se los estamos dando: un poco de ropa, comida, agua, poco a poco está llegando la ayuda“, dijo en entrevista con Notimex.

Mientras repartía condones en el albergue que se instaló en lo que será la terminal de autobuses de Juchitán, Estrella consideró importante apoyar a la comunidad lésbico-gay, que en su intento por llegar a Estados Unidos ha sufrido violencia y discriminación.

“Hay muxes que vienen entre la contingencia y necesitan algo de ayuda, ropa condones, comida. A algunas las vimos y les dimos de desayunar y de comer”, expresó la muxe.

“También estamos viendo la participación de la presidenta municipal como de otras organizaciones de Juchitán, todos están aquí aportando su granito de arena, para ayudar en la repartición de la comida, café, pan, lo poquito que podemos“, agregó.

La comunidad muxe siempre se ha caracterizado por apoyar, por ejemplo en los hogares se encargan del cuidado de los niños y los quehaceres domésticos, y ante una emergencia son los primeros en salir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *