El fortalecimiento de la política exterior debe reflejarse en un mejor actuar del país en el contexto internacional, por lo que es necesario sumar esfuerzos para diseñar un agenda continua y coherente que transite de manera independiente a los ejercicios gubernamentales y encumbre a nuestra nación, afirmó el diputado Alfredo Femat Bañuelos (PT), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

 

Al instalar este órgano legislativo, apuntó que “el entorno mundial demanda nuestra atención para promover y defender los intereses del país, realizando reformas legislativas, fortaleciendo el diálogo respetuoso interparlamentario y desplegando todas las herramientas de que se dispone”.

 

Con las reformas legislativas adecuadas y un intenso diálogo interparlamentario, esta Legislatura se constituirá en agente esencial para impulsar una agenda progresista de cooperación internacional, orientada a enfrentar, junto a los demás países, los retos de la mayor urgencia y prioridad internacional.

 

Así, dijo, se coadyuvará a construir una agenda viable, pertinente y clara que sea expresión y consenso de las diversas partes que integran la sociedad mexicana.

 

En materia de política exterior, planteó que México recupere su lugar como protagonista y líder regional, por la reivindicación de las soberanías, su espíritu solidario y el profesionalismo de su diplomacia.

 

En el plano económico y comercial, es la nación con más tratados; ocupa el lugar 12 en captación de inversión extranjera; sexto en afluencia turística, y doceavo en materia de exportaciones, “ubicándose como la principal potencia latinoamericana”; sin embargo, los impactos económicos no se reflejan en el contexto social, lo que incrementa la desigualdad.

 

Llamó a elaborar una estrategia de mediano y largo plazo para revitalizar la acción diplomática como mediadora e impulsora de una agenda regional y mundial progresista.

 

El plan de trabajo de esta Comisión debe apuntalar el protagonismo internacional del Servicio Exterior Mexicano, cuyos principios rectores sea: la promoción de la autodeterminación y soberanía de los pueblos, respeto irrestricto a los derechos humanos y la cooperación para el desarrollo; establecer consensos y políticas comunes para enfrentar el cambio climático, tráfico de drogas y de armas, y trata de personas.

 

También, fortalecer la integración de México a los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda Internacional 2030, robustecer, mediante el trabajo legislativo, las posturas al respecto y apuntalar esos principios internacionales.

 

En materia migratoria, se dará un giro a la relación con instancias de Estados Unidos y Canadá, buscando criterios de colaboración, dejando de lado la confrontación, y proponiendo alternativas de solución a la condición legal de trabajadores mexicanos, y estrategias compartidas para atender humanitariamente a migrantes de Centroamérica.

 

Se promoverán ajustes al marco regulatorio de inversión extranjera para dar a mayor certeza jurídica y potenciar las ventajas comparativas del país; se fomentará el desarrollo científico y tecnológico con cobertura legal para facilitar la celebración de convenios en materia de generación y transferencia de tecnología.

 

Femat Bañuelos llamó a sumar voluntades para generar condiciones que permitan al país recuperar espacios y peso institucional, con propuestas constructivas para retomar un nuevo impulso por medio de una agenda eficaz, aplicable en un escenario mundial en permanente transformación y con grandes temáticas pendientes como migración, deterioro ambiental, violación a derechos humanos, tráfico de drogas y armas, violencia y sostenibilidad económica, entre otros.

 

La diputada Saraí Núñez Cerón (PAN) afirmó que esta Comisión debe asumir plena y responsablemente su categoría de poder, con el ejercicio eficaz de sus facultades constitucionales. Planteó canalizar más recursos para que la red consular mexicana en Estados Unidos cumpla con sus funciones; actualizar los principios normativos de política exterior; analizar la agenda de cooperación bilateral en materia de seguridad; proteger los derechos humanos de los migrantes en Estados Unidos con una red consular integrada entre los países de América Latina; reformar la Ley del Servicio Exterior Mexicano para dar un retiro digno a integrantes del Cuerpo Diplomático.

 

La diputada Miriam Citlally Pérez Mackintosh (Morena) señaló la importancia de la instalación de esta Comisión para las relaciones con Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica. Su compañera de bancada, diputada Xochitl Nashielly Zagal Ramírez se pronunció por un trabajo que permita recuperar la grandeza de México como país amigo de todos los pueblos, que recupere su prestigio “y podamos hacer una patria fortalecida capaz de enfrentar, junto con el mundo, los cambios que vienen”.

 

Del mismo grupo, la diputada Lorenia Iveth Valles Sampedro, se pronunció por configurar una nueva forma de hacer política entre los países del mundo. En tanto que la diputada María Eugenia Hernández Pérez enfatizó la necesidad de impulsar mejores relaciones hacia el Caribe, el Pacífico y toda América.

 

María Libier González Anaya (MC), diputada migrante, radicada en California, se pronunció por generar políticas públicas hacia el exterior que repercutan en la defensa de la soberanía.

 

El diputado José Luis Elorza Flores (Morena) pugnó por llevar una buena relación comercial y de respeto con los países vecinos del sur. Explicó que en esa región el país “está perdiendo territorio, porque la división que hace el cauce del Suchiate con Guatemala, se ha recorrido y se han perdido 800 hectáreas de suelo patrio”, de ahí la importancia de esta Comisión, para abordar el tema y buscar soluciones para atender a las personas afectadas que han perdido sus tierras.

 

La diputada Mirtha Iliana Villalvazo Amaya (Morena) señaló que la propuesta de política exterior debe apegarse a los criterios constitucionales “para recuperar la imagen de México ante todos los pueblos y gobiernos”. Propuso diversificar las relaciones con China, Rusia, Sudáfrica, Brasil, e India entre otros.

 

El presidente de la Comisión de Defensa Nacional, diputado Benito Medina Herrera (PRI) indicó que la seguridad nacional y la interior no sólo se defienden con Fuerzas Armadas, sino con la diplomacia que ejerce la política exterior de un Estado, en la que se incrusta el ámbito internacional para saber cómo manejarse en organismos internacionales y acuerdos bilaterales, “que son de vital importancia para mantener la vigencia de la seguridad nacional”.

 

En su turno, la diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD) se pronunció por arribar a una nueva época para la política exterior, con principios, estrategia y planeación que defienda la soberanía nacional y profundice lazos de amistad con todos los continentes. Llamó a legislar en favor de los mexicanos y construir políticas económicas y sociales con el exterior que realmente beneficien al país.

 

A su vez, el diputado Héctor Yunes Landa ((PRI) sostuvo que la política exterior de México es respetada y reconocida a nivel mundial, lo cual permitió negociaciones en el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá y lograr una posición de respeto. Se pronunció por impulsar un trabajo en beneficio de la República.

 

Del mismo partido, la diputada Hortensia María Luisa Noroña Quezada pidió mejorar la asistencia y protección consular para los connacionales, y trabajar con migración para fomentar los derechos humanos de quienes cruzan por el territorio nacional.

 

La diputada Teresita de Jesús Vargas Meraz (Morena) dijo que la situación de violencia e inseguridad del país se conoce en todo el mundo y ha repercutido en su imagen; añadió que el trabajo de esta Comisión debe pugnar por una mejor relación con otras naciones y abrir oportunidades para la población, acceso a innovación tecnológica y generar diversos grados de desarrollo económico político y cultural.

 

Del PT, la diputada Claudia Angélica Domínguez Vázquez pugnó por el respeto irrestricto a los derechos humanos de los migrantes mexicanos en el exterior y de los extranjeros en México.

 

El subsecretario de Relaciones Exteriores, Carlos de Icaza González, afirmó que México se encuentra “ante grandes retos que no se habían visto en la última generación: un nuevo siglo más complejo en lo económico, lo político y lo social y una agenda que nos hace reflexionar sobre una gran verdad: hoy todas las naciones somos vecinos”.

 

En momentos tan complejos de la historia, dijo, debemos tener un frente unido y tratar las cosas con claridad, con apertura y honestidad para apoyar a México y a los migrantes que están fuera. “Los mexicanos somos más fuertes cuando hablamos de política exterior, porque tenemos tradiciones y principios, un ánimo de cooperación que ha distinguido al país en muchos frentes de la agenda global”.

 

Indicó que el SEM ha contado con el respaldo del Legislativo como se manifestó con la aprobación de la Ley del Servicio Exterior Mexicano, aprobada “más allá de diferencias políticas y de partidos, por unanimidad”. Por ello, estaremos atentos a cualquier aspecto e información con que podamos colaborar.

 

Enseguida, Carlos Rodríguez y Quezada, presidente de la Asociación del Servicio Exterior Mexicano, explicó que éste es la primera defensa de la política externa y de los mexicanos fuera del país, por lo que solicitó el apoyo de los legisladores para mejorarlo y que tenga un mejor desempeño de sus labores, con nivel salarial adecuado.

 

Añadió que la Cámara de Diputados y la Comisión de Relaciones Exteriores son los mecanismos más importantes y relevantes para la integración de México en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *