CDMX a 12 de enero de 2021.- La Alcaldía Iztapalapa invirtió 70 millones de pesos para pavimentar calles en las colonias, pueblos y barrios a lo largo y ancho de la demarcación, donde era más urgente renovar la carpeta asfáltica. Esta tarea fue realizada con maquinaria, material y trabajadores del gobierno de esta demarcación, lo que permitió duplicar el trabajo efectuado, informó la alcaldesa Clara Brugada Molina.

CDMX a 12 de enero de 2021.- La Alcaldía Iztapalapa invirtió 70 millones de pesos para pavimentar calles en las colonias, pueblos y barrios a lo largo y ancho de la demarcación, donde era más urgente renovar la carpeta asfáltica. Esta tarea fue realizada con maquinaria, material y trabajadores del gobierno de esta demarcación, lo que permitió duplicar el trabajo efectuado, informó la alcaldesa Clara Brugada Molina.

El trabajo de la Alcaldía no se detuvo con la pandemia ni con el recorte de recursos a diversos programas por las acciones para apoyar a la población en la contingencia sanitaria, aseguró Brugada Molina al entregar la repavimentación de la calle Prolongación Arneses, entre Campesinos y la calzada Emita Iztapalapa, colonia Minerva.

Durante la entrega formal de esta obra, llevada a cabo sin la presencia de vecinos y con sólo un número reducido de servidores públicos, pero difundida a través de las redes sociales de la alcaldía, Clara Brugada afirmó que “estamos mostrando la pavimentación de una calle muy importante, aunque no es muy grande, la cual ya estaba muy deteriorada”.

Prolongación Arneses es el paso de los vehículos que van por el Eje 3 Oriente-Arneses hacia el norte de la ciudad y requieren incorporarse a la calzada Ermita Iztapalapa, hacia el Oriente de la capital, por lo que prácticamente todo el día tiene un tránsito constante.

Al paso de los años, la carpeta asfáltica concluyó su vida útil y fue necesario repavimentar 2 mil 468 metros cuadrados de calle, en los que se aplicaron 450 toneladas de mezcla asfáltica y se realizó el balizamiento correspondiente en beneficio de los habitantes de la colonia Minerva, pero de miles de habitantes de Iztapalapa y de la Ciudad de México que utilizan constantemente esta calle.

La alcaldesa agradeció a las personas que vieron la transmisión en vivo de esta entrega formal y destacó el trabajo que realiza su administración en materia de pavimentación, bacheo y alumbrado público con trabajadores y equipo del gobierno de Iztapalapa, sin contratar empresas, lo que reduce los costos y aumenta la cantidad de trabajo que se hace en beneficio de la comunidad.

Recordó que al iniciar su administración, en octubre de 2018, sólo había una pavimentadora descompuesta, por lo que fue reparada y se adquirieron cuatro más, así como toda la maquinaria necesaria para esta tarea, por lo que la Alcaldía se encarga de pavimentar con sus propios trabajadores y con la adquisición de asfalto a la Planta Productora de Mezclas Asfálticas de la Ciudad de México a precio accesible.

De este modo se ha reducido a la mitad el costo de la pavimentación al 50 por ciento, y ahora con menos se hace más. “Hemos recuperado la esencia del gobierno y hacemos los trabajos que antes se contrataban”, lo que implicaba pagar una cantidad más grande, casi el doble, de lo que ahora se invierte.

Subrayó que no se debe olvidar que los gobiernos y las alcaldías tienen entre

sus tareas fundamentales la pavimentación, el bacheo, el alumbrado público y el rescate de los espacios públicos y “me da gusto informarles que de manera honesta y con austeridad hemos logrado duplicar la cantidad de pavimentación a un mucho menor costo”.

La Alcaldía Iztapalapa concluyó recientemente la pavimentación de la calle Batalla de Celaya, en la colonia Álvaro Obregón, donde se aplicaron 4 mil 978 metros cuadrados de carpeta asfáltica, con una inversión de un millón 100 mil 950 pesos al hacerlo con trabajadores y maquinaria de la Alcaldía, incluida la adquisición del material necesario.

En este caso, contratar una empresa habría implicado un costo de dos millones 389 mil 900 pesos, es decir, se requirió menos de 50 por ciento de gasto para realizar esta obra. Lo mismo ha ocurrido en algunos caminos seguros donde toda o una parte importante de la vialidad intervenida ha requerido renovar completamente la cinta asfáltica.