Tras denuncia de Mota-Engil contra Grupo Aeroportuario, Rafael Hernández pide a SFP informes sobre licitación en disputa

CDMX a 23 de Enero de 2018.- Rafael Hernández Soriano, presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto, solicitó a la Secretaría de la Función Pública información sobre el expediente de la fallida licitación del Centro Intermodal de Transporte Terrestre (CITT), impugnada por la constructora portuguesa Mota-Engil.

En un oficio, el también vicepresidente de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, pidió a la titular de la Secretaría de la Función Pública, Areli Gómez González, que envíe a la comisión que preside y “a la brevedad posible el expediente” sobre la licitación del CITT para el nuevo aeropuerto, la cual fue declarada desierta a finales de año y que ha sido “cuestionada por presentar irregularidades durante su procedimiento”.

La solicitud del expediente es para “conocer  de manera detallada y justificada el desarrollo del procedimiento y de esa forma abonar a la transparencia que un proyecto como el nuevo aeropuerto requiere”, añadió el diputado federal.

La constructora portuguesa se ha quejado de que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), responsable del desarrollo de la construcción de la macro obra, cometió irregularidades en el proceso de licitación al no presentar el techo de inversión de la obra en concurso, así como anomalías en los oficios -sin firma de responsables- en los que no se especificó si se incluía o no el monto del IVA.

Hernández Soriano reiteró la urgencia para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el GACM transparente todos los procesos de licitación y asignaciones directas de contratos, manejo de inversiones y compromisos asumidos por el gobierno federal en la contratación de deuda para soportar el financiamiento de la obra.

El diputado federal del PRD alertó sobre el aumento de anomalías detectadas en el desarrollo de esta obra, algunas denunciadas por participantes en licitaciones, otras detectadas y exhibidas por la Auditoría Superior de la Federación respecto al incumplimiento de contratos, pagos adicionales no programados, así como errores u omisiones al no supervisar obras cobradas sin supervisar su existencia.

También han surgido denuncias por daños colaterales en municipios aledaños al polígono donde se lleva a cabo  la obra, afectaciones ambientales y destrucción de patrimonio cultural, agregó.

De igual forma, demandó reforzar la vigilancia sobre este proyecto que a tres años de la programada inauguración ya rebasó el tope de inversión anunciada por el gobierno federal, sin embargo, utilizó la cercanía política (PRI) del Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, para pedir que se autoricen más recursos que garanticen el fin de la obra y dar certeza a inversionistas extranjeros, sin atender las observaciones de la ASF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: