Terreno del nuevo aeropuerto es mejor que donde está la actual terminal aérea

CDMX a 26 de Abril de 2018.- El proyecto hidráulico que se construye en la zona oriente del Valle de México permite construir el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) y garantiza la captación de agua con un volumen de regulación de hasta 24.5 millones de metros cúbicos, afirmó Roberto Ramírez, director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Al dar a conocer los pormenores de esta obra y con el fin de desmentir los mitos generados sobre el tema y aclarar los alcances de la obra, Ramírez de la Parra detalló que el suelo lacustre donde se construye el nuevo aeropuerto es mejor que el terreno donde se asienta la actual terminal aérea de la capital del país.

El funcionario precisó en conferencia que ambos aeropuertos están en el mismo suelo lacustre, con la diferencia que el terreno donde está la actual terminal aérea se hunde 50 centímetros cada 18 meses y el predio donde se edifica la nueva infraestructura se hunde la 21 centímetros en el mismo lapso, es decir, la mitad.

El titular de la Conagua dio a conocer las obras de regulación en la zona del Lago Nabor Carrillo con el objeto de mitigar los efectos negativos de las precipitaciones pluviales y con el fin de aumentar la capacidad almacenaje de agua, al pasar de 13 millones de metros cúbicos a 24.5 millones y llegar hasta los 50 millones en los próximos 30 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: