CDMX 2 de diciembre del 2020.-Las políticas públicas de la Cuarta Transformación se fundamentan en los principios de valor del sentido social, legitimidad y, sobre todo, bienestar de la población, resaltó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante la inauguración del Diplomado Políticas Públicas Municipales e Innovación para el Desarrollo, en la que estuvo junto al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

CDMX 2 de diciembre del 2020.-Las políticas públicas de la Cuarta Transformación se fundamentan en los principios de valor del sentido social, legitimidad y, sobre todo, bienestar de la población, resaltó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, durante la inauguración del Diplomado Políticas Públicas Municipales e Innovación para el Desarrollo, en la que estuvo junto al rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

 

En el evento virtual en el que se dio a conocer el diplomado resultado de la colaboración entre el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed) y la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, la titular de Gobernación refrendó que la secretaría a su cargo mantiene el compromiso de impulsar la construcción de un federalismo fuerte, incluyente, con perspectiva de género y vanguardista.

 

Durante el encuentro en el que estuvieron los titulares del Inafed, Rafael Cortés Gómez y el director de la FES Acatlán, Manuel Martínez Justo, la secretaria de Gobernación resaltó que a través de este instituto se contribuye a la formación de las personas servidoras públicas en los municipios en el país.

 

En este sentido, enfatizó que la implementación de las políticas exige el respeto a ley, compromiso con el interés público, cuidado de los recursos, rendición de cuentas y participación ciudadana en la toma de decisiones. “En pocas palabras, las políticas públicas deben ser el resultado de un proceso que incluya las capacidades técnico-administrativas, pero también la acción política en su estado original, es decir, la de servir y atender las demandas ciudadanas”.

 

Asimismo, expresó que los gobiernos municipales deben favorecer un proceso de diseño de políticas públicas locales que involucre términos sencillos, mecanismos de diagnóstico e identificación de necesidades, programación presupuestal y su alineación con los objetivos de la planeación nacional para el desarrollo.

 

Estos términos básicos permiten introducir un esquema racional para la buena inversión de estos recursos públicos. A ese esquema debe incorporarse un elemento transversal, el acompañamiento, la vigilancia y la participación de la ciudadanía, es decir, un esquema de contraloría social.

 

“Esto implica la introducción de un paradigma de cocreación que permita conjurar los peligros de tomar decisiones e instrumentar políticas públicas sin sustento en la realidad de los ciudadanos; compartir información con la ciudadanía y organizaciones de la sociedad civil sobre los problemas públicos municipales; generar confianza hacia las políticas públicas, y mantener un esquema de comunicación permanente con los ciudadanos para tomar en cuenta durante la etapa de evaluación de las políticas.

 

“Lo que tenemos de capital, es prácticamente la confianza ciudadana, y eso es lo que debemos atender prioritariamente”, consideró la secretaria Olga Sánchez Cordero. Este diplomado proporcionará los elementos para identificar objetivamente los problemas públicos del ámbito municipal desde el origen; y las causas que los generan teniendo la visión de la ciudadanía”, abundó.

 

En su intervención, el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, afirmó que para superar los retos actuales y los que vendrán en el futuro, el país necesita que se gobierne con conocimiento, convencimiento y libertad, ponderando riesgos y beneficios.

 

Señaló que con este ejercicio la universidad contribuye a fortalecer las instituciones democráticas de nuestra nación, y a formar recursos humanos preparados, sensibles y capaces de transformar la realidad y servir a México.

 

Conocer la realidad municipal, estudiarla, diagnosticarla, proponer, compartir y adecuar políticas públicas para satisfacer las necesidades más apremiantes es imprescindible para detonar el desarrollo regional. “Es una obligación del México que queremos ser”, agregó.

 

El rector también apoyó la propuesta de que el diplomado pudiera evolucionar a estudios de licenciatura o una maestría profesionalizante, compuesta de diplomados.

 

En el encuentro virtual también participó el titular del Centro de Estudios Municipales y Metropolitanos de la UNAM, Carlos Rojas Gutiérrez.