CDMX 25 de noviembre del 2020.-El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por consenso el dictamen que faculta a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a diseñar e implementar el Modelo de Protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual en las escuelas. La reforma que adiciona una fracción XVI al artículo 45 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, fue avalada de forma unánime con 462 votos a favor, y se remitió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

CDMX 25 de noviembre del 2020.-El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó por consenso el dictamen que faculta a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a diseñar e implementar el Modelo de Protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual en las escuelas.
La reforma que adiciona una fracción XVI al artículo 45 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, fue avalada de forma unánime con 462 votos a favor, y se remitió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.
Al argumentar el dictamen, a nombre de la Comisión de Igualdad de Género, la diputada María Díaz García de la fracción de Morena, señaló que la creación de dicho protocolo tiene la finalidad de garantizar que niñas, adolescentes y mujeres gocen plenamente de su derecho a la educación, en los términos establecidos en el artículo 3° de la Constitución Política.
En la actualidad, sólo 13 entidades federativas cuentan con protocolos en materia de detección, prevención y actuación del acoso sexual; 25.3 por ciento de las alumnas de 15 años o más que han asistido a la escuela han sufrido algún tipo de violencia sexual, expuso en tribuna.
Este tipo de violencia en los planteles educativos no sólo vulnera el derecho a la justicia, sino que limita el derecho de las mujeres a la educación, evitando que asistan a la escuela o que ya no quieran seguir estudiando, explicó al justificar el dictamen.
Con las reformas se establece un mecanismo que favorece a la prevención, atención y erradicación de la violencia en los planteles educativos, y se garantiza el acceso a la educación, a la justicia y a una vida libre de violencia para las mujeres y niñas; se refuerza el sentido de comunidad y se promueve una cultura de paz y de no violencia, añadió.