La Policía boliviana arrestó hoy al comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, general Alfredo Cuellar, por cargos asociados a una masacre en noviembre pasado en la zona de Huayllani (Sacaba).

Ciudad de México, 25 de noviembre de 2020.- La Policía boliviana arrestó hoy al comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, general Alfredo Cuellar, por cargos asociados a una masacre en noviembre pasado en la zona de Huayllani (Sacaba).

 

El Ministerio Público investiga al alto oficial por la muerte de 12 personas y heridas a otras 125, durante actos represivos del gobierno de facto contra manifestantes que rechazaron el golpe de Estado al entonces presidente Evo Morales. Cuellar aguarda ahora por una audiencia, de la cual se esperan medidas cautelares, según su abogado, Edwin Paredes, quien alegó que durante los hechos del pasado año su defendido ‘solo cumplió funciones administrativas’.

Las acciones armadas de los golpistas sucedieron en medio de la convulsión reinante tras las elecciones de octubre de 2019, junto a denuncias de supuesto fraude, cuyas pruebas jamás se presentaron, y exigencias por parte de la derecha boliviana para la renuncia del presidente Evo Morales.

Las muertes por las que la Fiscalía acusa al general Cuellar ocurrieron el 15 de noviembre de 2019 durante un choque entre manifestantes del Trópico de Cochabamba y fuerzas del orden, en el puente de la citada demarcación de Huayllani.

 

 

Tomado de Prensa Latina