El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, abogó hoy ante el G-20 por la salud como derecho humano cuya atención debe ser gratuita, y apoyar primero a los pobres ante la Covid-19.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, abogó hoy ante el G-20 por la salud como derecho humano cuya atención debe ser gratuita, y apoyar primero a los pobres ante la Covid-19.
En el curso de la XV Cumbre Anual del Grupo de 29 Países Desarrollados (G-20) organizada por Arabia Saudita de manera virtual, el mandatario mexicano hizo en esta primera sesión un breve comentario en el cual avanzó cinco criterios sobre el tema principal Covid-19 y crisis económica, de los cuales hablará mañana en su segunda intervención.

López Obrador dijo que enfrentar las crisis sanitaria y económica ha dejado sufrimientos y calamidades, pero también lecciones importantes.

La primera de estas últimas, dijo, es comprobar que 1a salud es un derecho humano fundamental que el Estado debe garantizar haciendo a un lado el afán de lucro, y la atención médica debe ser gratuita y universal como propuso México en Naciones Unidas en una resolución aprobada por 179 países.

En segundo lugar, es mejor prevenir que curar de ahí la importancia de una alimentación saludable, evitar los productos con excesos de sal y químicos, tener en cuenta que los mas afectados por la pandemia son los hipertensos, diabéticos y obesos que se originan y precipita la mala alimentación.

Como tercer punto planteó que la familia es la principal institución de seguridad social que es la que cuida al adulto mayor a quien le proporciona todo el amor que nunca suplirá el asilo.

En el cuarto punto señaló que se debe confiar más en la gente y garantizarle en todas circunstancias la libertad y eliminar las medidas coercitivas como el confinamiento excesivo o impuesto, nada por la fuerza todo por el convencimiento y la razón.

Finalmente, en quinto lugar y no por ello menos importante, sugirió que el rescate económico se haga de abajo hacia arriba, primero los pobres, y no centrar las acciones en destinar fondos públicos a empresas e instituciones en quiebra, no convertir deuda privada en pública, evitar endeudamiento y menos si es en beneficio de pocos.