La campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suma hoy una nueva derrota en su empeño en tratar de revertir los resultados favorables al candidato demócrata Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. Mientras el mandatario republicano mantiene sus acusaciones de que en esos comicios hubo fraude masivo, el juez de distrito Matthew Brann desestimó anoche una demanda interpuesta por el equipo de Trump para bloquear la certificación de los resultados electorales en Pensilvania.
La campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suma hoy una nueva derrota en su empeño en tratar de revertir los resultados favorables al candidato demócrata Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre.
Mientras el mandatario republicano mantiene sus acusaciones de que en esos comicios hubo fraude masivo, el juez de distrito Matthew Brann desestimó anoche una demanda interpuesta por el equipo de Trump para bloquear la certificación de los resultados electorales en Pensilvania.

La acción legal presentada en ese territorio, uno de los estados clave para el desenlace de los comicios en los que se impuso el demócrata Biden, argumentó que los republicanos estuvieron en desventaja porque algunos condados permitieron a los votantes corregir errores en sus boletas enviadas por correo.

Pero, según informó el diario The Washington Post, el magistrado aceptó una solicitud de la secretaria de Estado de Pensilvania, Kathy Boockvar, para desestimar la demanda, y en una alegato de 37 páginas emitió una reprimenda contra el intento de Trump de impugnar el resultado en el territorio.

Brann escribió en su orden que la campaña de Trump había utilizado ‘argumentos legales tensos sin mérito y acusaciones especulativas’ en su esfuerzo por desechar millones de votos.

En Estados Unidos de América, esto no puede justificar la privación del derecho a voto de un solo elector, y mucho menos de todos los electores de su sexto estado más poblado, apuntó el juez, quien es republicano.

Rudy Giuliani, el abogado de Trump, se hizo cargo personalmente del caso y compareció el pasado martes en una audiencia en Williamsport, Pensilvania, en un intento de justificar el desafío legal, mientras otros cinco letrados que representaban al presidente se retiraron del proceso.

La cadena de televisión CNN indicó luego del fallo de Brann que este era esencialmente el último caso importante que buscaba descartar o bloquear suficientes votos para inclinar un estado clave a favor de Trump, a quien Biden superó en Pensilvania por más de 81 mil boletas.

Con esta decisión judicial, suman al menos 30 las ocasiones en las que litigios electorales presentados por la campaña del republicano o sus aliados sufren derrotas en los tribunales o son retirados, mientras que el equipo del gobernante solo muestra dos victorias en las cortes, que significaron obtener un número pequeño de votos.

La campaña del presidente dijo anoche que apelará el fallo de Brann de forma rápida, con la intención de llevar el caso a la Corte Suprema del país.