CDMX 20 de noviembre del 2020.-En México, los tres órdenes de gobierno coincidimos en la necesidad de detectar a personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones en su salud por COVID-19 y, sobre todo, a quienes tienen síntomas de infección respiratoria para que acudan oportunamente a recibir atención médica. La prioridad es salvar vidas, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

CDMX 20 de noviembre del 2020.-En México, los tres órdenes de gobierno coincidimos en la necesidad de detectar a personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones en su salud por COVID-19 y, sobre todo, a quienes tienen síntomas de infección respiratoria para que acudan oportunamente a recibir atención médica. La prioridad es salvar vidas, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

Durante la conferencia de prensa vespertina para informar sobre la situación de la pandemia por coronavirus, el Subsecretario Hugo López-Gatell sostuvo que COVID-19 es una enfermedad infecciosa aguda sin precedentes que ha enfrentado la sociedad mexicana y el mundo en general por su capacidad de propagación y afectación.

Su control depende de la disciplina de las personas al adoptar en su vida diaria las medidas preventivas y contribuir a la reducción de la movilidad en espacios públicos. En esta tarea, los gobiernos estatales deben fortalecer la comunicación hacia las personas y el diálogo persuasivo para que se sensibilicen, “porque se necesita mucha solidaridad y trabajo colectivo”, subrayó

Al referirse a la reunión virtual que tuvo con integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud señaló que el reto que enfrenta hoy la sociedad mexicana es convivir, enfrentar y solventar el riesgo que representa la epidemia. Si logramos mantener la vida pública con las medidas de precaución, evitaremos que se presenten nuevos confinamientos y mayor número de contagios, advirtió.

Recordó que en 80 de cada 100 personas la COVID-19 se manifiesta en su forma leve; sin embargo, en el otro 20 por ciento se puede agravar. Ante la presencia de síntomas de infección respiratoria se debe considerar la posibilidad de que se trate de COVID-19 y acudir durante las primeras 48 horas al hospital para ampliar las posibilidades de recuperación.

Indicó que desde los primeros casos de contagio con el virus SARS-CoV-2 en México y el mundo, la pandemia ha avanzado con distintos ritmos, fases y situaciones, todas ellas en general desfavorables, sobre todo para quienes han enfermado o perdido la vida.

En México, en los últimos 15 años las enfermedades crónicas no transmisibles, las lesiones por arma de fuego y accidentes de tránsito han sido las primeras causas de fallecimiento. COVID-19 se ha ido posicionando en los primeros lugares, añadió el subsecretario de Salud.

Una convicción del gobierno de México ha sido difundir todos los datos que se generan cada día para que las personas se mantengan informadas y apliquen las medidas de autocuidado. El logro de la desaceleración de la epidemia se debe, en gran medida la convicción de las y los mexicanos sobre la necesidad de cuidarse a sí mismos y a los demás, puntualizó.

Al referirse a la supuesta filtración del Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM), como ocurrió en años anteriores, el subsecretario López-Gatell Ramírez dijo que fue una noticia falsa, ya que pudo comprobarse que el examen en todo momento permaneció bajo resguardo de las Fuerzas Armadas.

En su oportunidad, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, informó que en la semana epidemiológica 45 se recuperaron de la enfermedad 766 mil 361 personas y sólo 3 por ciento del total de casos registrados correspondió a quienes enfermaron durante los últimos 14 días, es decir, los casos activos.

En cuanto a la mortalidad, en las últimas dos semanas se mantuvo estable. En la medida en que disminuya la transmisión también se reducirán los fallecimientos, precisó.