Ciudad de México, 17 de noviembre de 2020.-La decisión de optar entre inconvenientes a fin de evitar que se inundara Villahermosa y canalizar el caudal del agua a las zonas bajas que “a mí me duele mucho” obedeció a que no ha habido un buen control de las presas, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció que se corregirá mediante decreto para modificar su forma de operar. 

Ciudad de México, 17 de noviembre de 2020.-La decisión de optar entre inconvenientes a fin de evitar que se inundara Villahermosa y canalizar el caudal del agua a las zonas bajas que “a mí me duele mucho” obedeció a que no ha habido un buen control de las presas, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció que se corregirá mediante decreto para modificar su forma de operar. 

 

“Medimos que se iban a ir al agua estas comunidades de la zona baja de Tabasco, pero no como en otras ocasiones ya el volumen del agua era menor”.