Legislativo 

Negociación del TLCAN debe darse sobre bases de convivencia mutua, y no de beneficio para un solo país: Giorgana Jiménez

La modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) tiene que darse sobre las bases de la conveniencia mutua, sostuvo el diputado Víctor Giorgana Jiménez (PRI), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores.

 

Durante una reunión con representantes del Comité de Relaciones Exteriores y Desarrollo Internacional de la Cámara de los Comunes de Canadá, el legislador expresó que este espacio es idóneo para plantear los puntos de vista sobre un tema que, sin duda, ponen en tensión las relaciones entre los tres países firmantes del tratado.

 

“Ponen en riesgo a la comunidad del norte del continente americano, con una visión, que no compartimos, en términos de negociar el acuerdo obteniendo Estados Unidos los mayores beneficios”, opinó.

 

Reiteró que la postura mexicana siempre ha sido clara, precisa, en términos de lo que los tres países han aportado; sin embargo, añadió, “hemos sido fuertemente criticados, señalados, puntualizados, por las actitudes xenofóbicas del presidente Trump.

 

Desde este Congreso, de manera unánime, las hemos despreciado, les hemos dado contestación”, enfatizó Giorgana Jiménez.

 

El encuentro tuvo como objetivo analizar la relación entre México y Canadá respecto a comercio, migración, seguridad, educación y frontera, así como las áreas de oportunidad para la colaboración entre ambas naciones.

 

Agustín Basave (PRD), secretario de la Comisión de Relaciones Exteriores, de la Cámara de Diputados, manifestó que el TLC es lo que más interesa en este momento, debido a su importancia e inmediatez, pero hay muchos otros temas y si “México y Canadá aprenden a hacer equipo le irá mejor a los dos”.

 

Hizo votos por que ambas naciones mantengan una visión de largo plazo por su propio bien y del mundo. “El presidente Trump le hace daño a todo el orbe, a través de su visión aislacionista, no sólo a nuestros pueblos. No es saludable para nadie y debemos trabajar con inteligencia para contrarrestar esa influencia contagiosa que vemos ahora también en Europa”, comentó.

 

Consideró que hay una “tentación cortoplacista” al negociar los intereses de cada nación, más no es para escandalizarse, pues es instinto natural de cualquier Estado buscar sus propios beneficios; sin embargo, “aun cuando Estados Unidos ofrezca manzanas envenenadas a cada uno de los países y les haga verlo conveniente de negociar de manera bilateral, hay que mantener una visión de largo plazo y apoyarnos”.

 

“Se ha dicho que México y Canadá no se pueden ver bien uno a otro, porque tienen una montaña muy grande en medio y eso impide la visión. No le falta razón a la expresión, pues ciertamente vivir junto al elefante es muy difícil; aun cuando él quiera ser afectuoso, nos puede aplastar y bloquear nuestra visión”, refirió.

 

El diputado Gonzalo Guízar Valladares (Encuentro Social), presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios, expresó que Canadá es el tercer socio comercial de México, y el cuarto en materia de Inversión Extranjera Directa.

 

Subrayó que con miras a la negociación del TLC, los legisladores deben cabildear con sus homólogos aliados para que el tratado comercial se dé de manera ordenada, que sea el de inicio de un diálogo diferente que concilie intereses y no se focalice en los productos de manera nacionalista, sino regionalista, porque ahí está el futuro del comercio en el mundo.

 

Manifestó que “estamos optimistas con el TLCAN, no confiados, ya que existe una relación seria y responsable en materia comercial”. Además, pidió a sus homólogos canadienses impulsar el diálogo abierto y franco, pues ello permitirá hacer de la región de Norteamérica una zona próspera y competitiva.

 

Puntualizó que desde hace siete décadas la relación entre ambos países se ha modernizado y mejorado; citó como ejemplo el programa de los trabajadores agrícolas temporales, que inició con 203 personas y para el 2016 ya eran 23 mil. “En materia de migración, este programa es un ejemplo de que se pueden hacer las cosas de manera segura, ordenada y responsable”, agregó.

 

Robert D. Nault, presidente del Comité de Relaciones Exteriores, expresó que Canadá es una nación con un percápita más grande en términos comerciales. “Vivimos del comercio con otros pueblos y pensamos que esa es la manera de llegar hacia el éxito, queremos seguir trabajando así”.

 

Expresó que su país tiene la capacidad de construir relaciones, amistades y alianzas, y dijo que es justo lo que están tratando de lograr aquí. Indicó que se reunirán con representantes del Congreso de Washington, con el fin de analizar la relación entre las tres naciones.

 

Invitó a los representantes mexicanos a Canadá, ya que “mientras más se reúnan las comisiones de Relaciones Exteriores, mejor preparados estaremos para tomar decisiones. Me gustaría decir que no nada más se trata de acuerdos comerciales, sino de amigos, es una relación a largo plazo”.

 

Resaltó que los negociadores y los secretarios canadienses responsables han buscado una vía rápida para llegar a un  acuerdo en el TLC. Sin embargo, consideró que “sería mejor tomar el tiempo idóneo y que los negociadores hagan bien su trabajo y que la política tome el rumbo que debería”.

 

Dijo estar a favor de apoyar un acuerdo bilateral con México, “si ésta es una de las pocas opciones que quedan”. Añadió que el presidente de Estados Unidos no controla la agenda de la renegociación, pues su Congreso tiene una importante participación, la cual podría modificar la postura de dicho país.

 

El diputado Carlos Federico Quinto Guillén (PRI) subrayó que ambos pueblos son bioceánicos y tienen grandes supercarreteras, las más económicas; sin embargo, planteó que en esta negociación también se considere un mejor aprovechamiento del comercio marítimo internacional.

 

En su turno, el diputado Juan Pablo Piña Kurczyn (PAN) se pronunció por que esta mesa de diálogo fortalezca las relaciones entre ambas naciones y permita establecer una meta común en la renegociación del TLCAN que beneficie a México y Canadá. También consideró que es una oportunidad para abrir el TLC hacia otros temas como migración, seguridad y energía limpia.

 

La diputada Martha Cristina Jiménez Márquez (PAN) expresó que en el inicio de las renegociaciones del acuerdo mercantil se tuvo que alejar el insulto y emprender el razonamiento, y basarnos en valores como la democracia, libertad y comercio libre.

 

Enfatizó que rechaza  la idea de renovar el tratado comercial cada cinco años, pues sería ineficaz, por lo que invitó a los legisladores de ambas naciones a generar una infraestructura legislativa, en caso de que el TLCAN no tenga éxito.

 

Aseguró que la renegociación debe determinar cómo seguir con el acuerdo entre los tres países y ser benéfico para todos los involucrados. “Es desafiante, porque el sector privado de México ha dicho que, para ellos, es importante avanzar lo más pronto posible, porque das certidumbre; esperemos podamos beneficiarnos de manera productiva y rápida para avanzar en la modernización del tratado”.

 

Javier Octavio Herrera Borunda (PVEM) comentó que en la relación entre ambos países existe una agenda amplia y con muchos temas importantes; para el Verde Ecologista es relevante impulsar una agenda verde. Hay empresas en las que México se puede insertar en el intercambio de tecnologías y en la cadena productiva, estimó.

 

“Tenemos una mano de obra bien capacitada y creo que es también parte de la agenda que podemos abonar no sólo desde la perspectiva legislativa, sino también desde el punto de vista de cabildear y acercar a nuestros integrantes de la comunidad a las empresas, para que por nuestra vía empiecen encontrar canales de comunicación”, subrayó.

 

Por MC, la diputada Claudia Corichi García señaló que uno de los principales asuntos que se impulsan en la renegociación del TLCAN es el de la incorporación de los derechos laborales, el cual es vital y “en eso tendremos que coincidir, aunque será complejo con las cúpulas empresariales del país”.

 

Indicó que otros tópicos a considerar son el medio ambiente y la inclusión de un capítulo sobre la igualdad de género. “Tenemos que generar consensos para que este tema sea visto como de primer orden. Hemos peleado para tener paridad en términos legislativos, pero en el Poder Ejecutivo y Judicial no tenemos una visión o una perspectiva de género; sin embargo, estamos caminando en ese sentido. Requerimos una estrategia de gobierno y parlamentaria sobre estos aspectos”.

 

El diputado José Alfredo Ferreiro Velazco (PES), señaló que la relación de nuestros países se debe profundizar en educación y medio ambiente, ya que son el futuro de la humanidad.  “La frontera puede enseñar a muchos que la mejor relación que puede haber en los países de desarrollo es la amistad y aportar a la familia, a la educación, y al intercambio estudiantil”.

 

La representante del Comité de Relaciones Exteriores y Desarrollo Internacional de la Cámara de los Comunes de Canadá, Helene Laverdere, estimó importante, en este momento, definir la relación entre México y Canadá más allá del tema migratorio, y discutir asuntos relevantes como educación, cultura y estabilidad en el hemisferio. “Tenemos tantas cosas que compartir; por eso, para nosotros, es única la oportunidad de estar aquí y poderlas discutir”.

 

El vicepresidente del Comité,  Erin O’Toole, puntualizó que la industria automotriz de su país no quiere que en el TLCAN se hagan cambios radicales en la materia, ya que “sería  aceptar una situación donde el presidente de los Estados Unidos estaría dictando los términos de los negocios, con los que no estamos de acuerdo”.

 

Indicó que el sector automotriz ésta bien integrado entre los tres países; muestra de ello, es que la industria canadiense fabrica moldes para ensamblado de vehículos en México y emplea a 50 personas.

 

Agregó que la minería, la mitad de la exploración y desarrollo de recursos son de compañías canadienses. “Todos estamos muy vinculados y creo que estamos aquí para construir lazos personales con los líderes políticos, porque la gente que yo represento depende del flujo libre de bienes y de personas entre ambos países”.

 

Mencionó que la mayoría del parlamento canadiense desea tener una relación bilateral asegurada con México en materia comercial, por lo que “queremos que México tenga éxito en las renegociaciones del TLCAN”.

 

El parlamentario Ran Saini resaltó la importancia de entender que se está en un proceso de negociación y “nuestro objetivo de estar aquí es reasegurarles nuestra amistad y confirmarles que lo que hagamos será del interés de todos los países” y que cualquier acuerdo tiene que ser de éxito para todas las partes.

 

Borys Wrzesmewkyj, parlamentario canadiense, resaltó que Canadá es una nación de migrantes y “nos hemos beneficiado significativamente de ser un país abierto. No creemos en los muros, sino en una cultura de apertura y respeto”.

 

La también parlamentaria Anita Vandenbeld aclaró que, además de la educación, los intercambios estudiantes, el turismo, la cultura y la migración, hay un lazo muy fuerte emocional entre ambas naciones. “Sabemos que el TLCAN es un buen acuerdo y que ha beneficiado a todos los pueblos y si tenemos oportunidad de modernizarlo y mejorarlo para que funcione mejor, es algo en lo que todos estamos interesados”.

 

Resaltó que ambos países tendrán que fortalecer la relación diplomática, a fin de empujar una visión regional que los favorezca, y no sólo al gobierno estadounidense.

 

El integrante del parlamento canadiense, Zaid Aboultaif, puntualizó que México, Estados Unidos y Canadá pueden conformar una economía fortalecida, estratégica y una coalición vigorosa. “La geografía está de nuestro lado; sin embargo, qué tan optimista se está de llegar a un acuerdo con Estados Unidos, antes de la siguiente elección”.

Related posts

Leave a Comment