30/10/2020

Maya Comunicación

Agencia de fotoperiodismo

Estados tendrían disminución de casos de COVID-19 en los próximos días

En los próximos días los estados de Quintana Roo, Baja California, Sinaloa y Tabasco podrían ver una estabilización y, posteriormente, una disminución en el número de casos que ingresan a terapia intensiva, señaló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En los próximos días los estados de Quintana Roo, Baja California, Sinaloa y Tabasco podrían ver una estabilización y, posteriormente, una disminución en el número de casos que ingresan a terapia intensiva, señaló el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

En conferencia de prensa, explicó que la epidemia de COVID-19 no se distribuye de manera uniforme en todo el territorio mexicano, debido a que son las zonas urbanas las que tienen la mayor intensidad de transmisión de casos.

Explicó que en el caso de Baja California, especialmente las ciudades de Tijuana y Mexicali, se encontraría en un declive de casos los próximos días; sin embargo, deben continuar las medidas de sana distancia.

Destacó que para cubrir el pico máximo de la semana, el gobierno de esa entidad adquirió 70 ventiladores que puso a disposición de IMSS e ISSSTE. Además, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) envió 284 recursos humanos.

Mientras que en Quintana Roo, especialmente la ciudad de Cancún, se tenía previsto que estuviera en el punto máximo de contagios el pasado 30 de abril; sin embargo, todavía no se manifiesta en los datos observados.

“Estaría próximo a salir de la epidemia”, indicó.

La estrategia para hacer frente a la pandemia consistió en transferir a pacientes de hospitales privados a públicos para ampliar espacios en camas y el envió de 467 recursos humanos por parte de Insabi.

Culiacán, Sinaloa, pasó desde hace tres días la zona pico de contagios, por lo que en días podría empezar una reducción de casos.

La disponibilidad cubre la demanda máxima; además, el Insabi envió a 641 personal médico y SEDENA activará un hospital en Culiacán en aproximadamente 10 días para lo que se requieren 50 ventiladores, cuya compra ya fue autorizada.

En el caso de Villahermosa, en Tabasco, se encuentra en estabilidad pero aún no está en descenso de casos.

“En próximos días podrían notar disminución de casos nuevos que ingresan a terapia intensiva”, mencionó.

López-Gatell señaló que se solicitaron 60 monitores, de los cuales 15 se enviaron el estado; así como ocho ventiladores y tres ambulancias de terapia intensiva. De igual manera, el Insabi envió 841 recursos humanos y se reconvertirán tres hospitales: Dr. Juan Graham, Dr. Maximiliano Dorantes y Hospital de Comacalco.

Finalmente, refirió que el Valle de México está por entrar en el punto máximo de casos COVID-19 para el próximo seis de mayo. La Ciudad de México recibirá adicionalmente 150 ventiladores la siguiente semana.

A %d blogueros les gusta esto: