La soprano Ariadne Montijo, beneficiaria del Estudio de Ópera de Bellas Artes, llenará con su voz la Sala Manuel M. Ponce

CDMX a 23 de Enero de 2018.- La Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes será el escenario en el que la soprano sonorense Ariadne Montijo llevará a cabo su misión más importante: “hacer feliz al público con mi canto”.

Acompañada por el pianista Alaín del Real, ofrecerá un concierto en dicho recinto este miércoles 24 de enero a las 19:00, como parte de la trigésimo cuarta edición del Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado (FAOT), que se realiza en nueve municipios de Sonora, tres subsedes nacionales y una internacional.

Estoy muy agradecida con el estado de Sonora y con el FAOT por hacerme partícipe de este encuentro y ser la representante en la Ciudad de México, señaló Montijo, beneficiaria del Estudio de Ópera de Bellas Artes y merecedora del reconocimiento al Talento Joven en Canto Operístico 2017 del FAOT.

Sobre el concierto, en el que interpretará arias de ópera y zarzuela, así como lied y canción latinoamericana, la cantante dijo sentirse feliz y motivada de presentarse en “un escenario tan simbólico para nosotros los cantantes, patrimonio de México”, donde “solamente había cantado en audiciones”.

El público podrá escuchar Non t’accostar all’urna y Guarda che bianca luna de Canzone d.688, así como Gretchen am spinnrade, de Franz Schubert; Je dis que rien ne m’épouvante de la ópera Carmen de Georges Bizet; Tu che di gel sei cinta de la ópera Turandot de Giacomo Puccini; Bendita cruz de la zarzuela Don Gil de Alcalá de Manuel Penella; La petenera de la zarzuela La marchenera de Federico Moreno Torroba; Espero de ti de Rodrigo Prats y Nunca digas de Jorge del Moral, entre otras.

Respecto a las obras que integran el programa, la soprano Ariadne Montijo comentó que “técnicamente todas son desafiantes, pero son piezas con las que tengo una conexión”.

Ejemplo de lo anterior es la canción Bendita cruz, que montó para este concierto en memoria de su abuela. “No puedo perder la oportunidad de estar en una sala como la Manuel M. Ponce y no cantarle algo a ella”. Agregó que todas las piezas del programa son importantes, ya que le han ayudado no solo a resolver cosas técnicas como cantante, sino también a sanar situaciones personales por medio de ellas.

A unos días de haber ingresado al Estudio de Ópera de Bellas Artes (8 de enero), la cantante afirmó estar trabajando arduamente bajo la tutela de sus maestros, quienes también la ayudan a preparar este concierto.

En 2016, Montijo se integró al taller de perfeccionamiento operístico SIVAM (Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano), en el que tuvo entrenamiento vocal con reconocidos maestros del MET de Nueva York, lo que le dio seguridad para perfeccionar su canto.

Ahora, dijo, me encuentro en el máximo lugar de estudios del canto operístico en México, que es el Estudio de Ópera de Bellas Artes, lo que me motiva muchísimo y me permite ir armando el rompecabezas de esta carrera.

“Estoy muy contenta y con toda la disposición de aprovechar esta beca de la mejor manera”, añadió.

Sobre el pianista Alaín del Real, recordó que lo conoció en un concurso en Sonora y que se ha presentado con él en otras ocasiones. “Nos acoplamos bien porque él es muy flexible y conocedor. Los dos aportamos ideas a lo que estamos haciendo y nos va bien. Hacemos un buen equipo, eso nos ayuda muchísimo”.

Ariadne Montijo nació en 1989, en Caborca, Sonora. Estudió la licenciatura en Música en la Universidad de Sonora, teniendo como especialidad el bel canto. Además, tomó clases magistrales con los maestros Javier Camarena, Teresa Rodríguez, Enrique Patrón de Rueda y Linus Lerner.

A partir de 2012 ha realizado varios conciertos en Sonora, Estado de México, Chihuahua, Hidalgo, Coahuila, Guerrero y Nuevo León. En 2013 y 2014 ganó la beca del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Sonora.

En 2015, además de formar parte del elenco de la serie de conciertos Javier Camarena canta a Cri-Crí, dentro del cuarto Festival Artístico de Otoño, participó en el Curso Ars Vocalis México en Ciudad Obregón, Sonora, en el que tuvo la oportunidad de tomar clases con los tenores Francisco Araiza y Ramón Vargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: