Galardonada con el premio Emerging Designer Honorable MentionPor el espectáculo A mil besos de profundidad. Homenaje a Leonard Cohen, el cual fue realizado en solo 24 horas

A principios de noviembre, Karla Peña Zúñiga, estudiante de la Licenciatura en Escenografía de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT) del Instituto Nacional de Bellas Artes, se hizo acreedora a un reconocimiento dentro de la Beijing International Biennale 2018 por su propuesta A mil besos de profundidadHomenaje a Leonard Cohen.

En esta edición del certamen asiático, se reconoció a destacados estudiantes de diversas partes del mundo, entre ellos a Karla Peña Zúñiga, quien logró poner en alto el nombre de México, así como a la institución que sentó las bases de su conocimiento y preparación académica, la ENAT.

“Me siento muy feliz de recibir este reconocimiento que me estimula y que me hace creer en nuestro arte y en lo que hacemos. Es un premio que no solo es para mí, sino para todas las personas que están a mi alrededor, y por eso estoy muy agradecida con la ENAT, con mis maestros y compañeros”, comentó en entrevista Karla Peña Zúñiga, también conocida como Karla Bleu.

El espectáculo A mil besos de profundidad. Homenaje a Leonard Cohen, obra que la hizo acreedora al premio Emerging Designer Honorable Mention de la Beijing International Biennale 2018, se presentó en el Encuentro Binacional de Escuelas Superiores de Teatro el año pasado, donde contó con la dirección de Harif Ovalle.

“Fue un trabajo que se realizó en 24 horas, que disfruté mucho y que compartí con mis compañeros actores. Es un trabajo que fue reconocido porque utilicé muy poco tiempo y se usaron muy pocos recursos para lograr una iluminación que hablara a través de la música y de las letras de Cohen. Cuando uno tiene el gusto y el amor por hacer lo que le gusta se logran grandes cosas”, explicó.

Esta puesta en escena cuenta con un ejercicio de iluminación que inicialmente estaba pensado para un trabajo de teatro al aire libre, específicamente para la rampa de la ENAT. Consiste en la colocación de tres luminarias, cuyo fin es crear un espacio que hable sobre las emociones y lo que transmite la música de Leonard Cohen.

Agregó que le sorprendió mucho recibir dicho premio porque “en la bienal había muchos diseñadores que esperaban exponer sus trabajos de gran calidad y yo estaba entre ellos. Todo lo que sé se lo debo a mis maestros y compañeros. La escuela tiene todo que ver con este reconocimiento que se me ha entregado”.

En ese sentido, destacó la labor desarrollada por la ENAT y su cuerpo directivo y académico: Gabriela Pérez Negrete, directora de la institución; Atenea Chávez, secretaria académica, y los maestros Ramiro Mercado, Jorge Kuri, Gabriel Pascal y Philippe Amand, además de sus compañeros de clase.

“De todos ellos he aprendido mucho y puedo decir que si he logrado algo es gracias a todo lo que me han transmitido con sus años de experiencia y conocimiento, particularmente la maestra Gabriela, que ha estado muy interesada en el contacto e intercambio. Nos ayuda mucho como estudiantes”, expresó.

“Los jóvenes estudiantes no deben desilusionarse cuando reciben una mala crítica, algo que es normal cuando se estudia y aprende. De los errores se aprende mucho y lo importante es seguir a pesar de todo. Ahora yo quiero seguir aprendiendo, tengo grandes maestros, compañeros y todas las ganas de seguir adelante. Es dejarse llevar y hacer lo que uno quiere con mucho amor”, concluyó Peña Zúñiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *