La Paz, Baja California Sur. 12 de Diciembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- La temperatura en el noroeste de México ha aumentado gradualmente en los últimos años, ocasionando cambios en el comportamiento de serpientes de cascabel (​Crotalus) de la región, conjeturan científicos del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (​Cibnor​).

Serpientes que reptaban en el suelo, hoy en día comienzan a reptar por matorrales xerófilos, característicos del ecosistema semidesértico de la península de Baja California, en busca de lugares con una temperatura más baja que les permita desplazarse cómodamente.

Probablemente la variable en la temperatura del ambiente está originando múltiples cambios, no solamente en el comportamiento sino en la ecología y biología de estos animales.

La aparente evolución a serpientes arbóreas es un indicio de adaptabilidad al cambio climático; asimismo, al volverse arbóreas, son más peligrosas para los seres humanos porque los casos de ataque de mordedura que mayoritariamente se documentan a la altura de los pies y piernas, ahora podrían ocurrir al nivel del torso o cara, favoreciendo la propagación del veneno en órganos vitales.

Sin embargo, los seres humanos no son la presa natural de estas víboras y no atacan a las personas a menos que sean alteradas, además son pocas las que tienen un veneno tan potente para comprometer la vida de un hombre, reflexionan los investigadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *