El flautista Horacio Franco celebró en el Palacio de Bellas Artes 40 años de carrera artística

CDMX a 16 de Abril de 2018.- Horacio Franco, uno de los más grandes intérpretes de la flauta de pico en el mundo, celebró ayer sábado cuarenta años de trayectoria artística  con un concierto  en el Palacio de Bellas Artes, al lado de la Capella Barroca de México. El programa integró siete conciertos de Antonio Vivaldi en los que  el intérprete hizo gala de su virtuosismo y talento.

Previo al evento, la directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Lidia Camacho, entregó al flautista un reconocimiento por sus cuatro décadas de carrera (1978-2018), durante las cuales ha pisado las más importantes salas de conciertos, para dirigir y tocar con las orquestas de mayor prestigio.

 “Querido Horacio -dijo la titular del Instituto-, es un honor para el INBA celebrar contigo una vida dedicada con pasión a tu arte, y ser portavoz de este reconocimiento de la comunidad musical de nuestro país. Entre los numerosos frutos de tu legado al desarrollo del arte mexicano destaca la fundación de la carrera de flauta de pico en el Conservatorio Nacional de Música, así como el impulso a la investigación y difusión de la música antigua, tradicional y contemporánea”.

Camacho reconoció su compromiso con la juventud mexicana a la que motiva con su entusiasmo y experiencia. “Horacio es poseedor de un talento artístico sobresaliente, que habría de manifestarse de forma ineludible porque también es dueño de una visión y un carácter que, desde niño, le han permitido abrirse camino ante múltiples desafíos, con determinación y disciplina para lograr la excelencia en todo lo que emprende.

“Las normas que lo guían como ser humano y profesional son la honestidad para vivir conforme a sus ideales y la exigencia para dar siempre lo mejor de sí. Como él mismo ha expresado, supo desde muy joven el instrumento que quería tocar y la música que quería interpretar. Con lucidez admirable, señala con precisión los momentos claves del encuentro de su vocación profesional”, subrayó Lidia Camacho.

Y para rememorar aquel 12 de abril de 1978, cuando a la edad de 14 años debutó como solista junto a la Orquesta de Cámara del Conservatorio Nacional de Música, el maestro Horacio Franco, acompañado de la Capella Barroca de México, fundada por él, interpretó siete conciertos que Vivaldi realizara para flauta de pico y acompañamiento musical, lo que asombró al público como en ese entonces,  poniéndose de pie para ofrecerle prolongados aplausos.

Visiblemente emocionado, el  flautista  agradeció las muestras de cariño de los asistentes, colegas, medios de comunicación, amigos y familiares. En respuesta brindó el estreno en México del primer movimiento de un concierto que Vivaldi escribió para flauta traversa.

Dijo: “Gracias a que ustedes que están aquí y que escuchan lo que hacemos nosotros, podemos vivir.  Sin ustedes de nada serviría que transmitiéramos el mensaje de los grandes como Vivaldi, Bach o Stravinski, sin ustedes el fenómeno musical no estaría completo. Cumplo 40 años de carrera, pero también Capella Barroca de México cumple 25 años. Gracias también a todas las instituciones que han apoyado mi carrera y a las orquestas que me han invitado como solista, todas ellas representan mucho para mí”, expresó el artista.

Como intérprete, Horacio Franco se ha presentado en países como Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, Japón y Tailandia. Ha sido director de  diversas orquestas y agrupaciones entre las que se encuentran Solistas Ensamble, Coro de Madrigalistas y la Orquesta de Cámara de Bellas Artes. Además, ha realizado una importante labor educativa y se ha presentado en la mayoría de los festivales que se realizan en diferentes partes del mundo.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: