Afirma Martínez Neri que el PRD pugnará por proteger el empleo, activar el mercado interno y aumentar el salario mínimo

CDMX a 2 de Enero de 2017.- El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Neri (PRD), afirmó que el 2017 podría ser un año complicado para las finanzas de los mexicanos, “derivado de los pobres resultados obtenidos por el gobierno federal en materia económica”.

En un comunicado, el también coordinador de los diputados del PRD expresó que son alarmantes los indicadores económicos para el próximo año.

“Mientras por un lado los índices de pobreza subieron de 45.5 a 46.2 por ciento, el crecimiento económico que hasta ahora ha mostrado la economía mexicana es de a alrededor del 2.0 por ciento y no del 3.5 que alegremente anunció en su momento la federación”.

El legislador por Oaxaca externó que la devaluación del peso en lo que va del sexenio se está empezando a mostrar claramente en la inflación y durante los próximos meses se prevé que sea aún más fuerte.

“Con preocupación observamos que en los últimos dos años se ha registrado una depreciación significativa del peso mexicano frente al dólar estadounidense, lo que afecta directamente en la economía familiar”, resaltó.

Agregó que también se ve con alarma que reformas como la energética en lugar de beneficiar han afectado la dinámica económica del país.

“Se registran menores ingresos petroleros, hay una frágil situación financiera que está afectando directamente a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la tasa de crecimiento económico es decepcionante”, apuntó.

Martínez Neri añadió que es aún más preocupante el aumento en los combustibles anunciado hace unos días por el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

“El incremento en el precio es resultado de la reforma energética 2013-2014, aprobada por el PRI y el PAN; en el PRD nos opusimos enfáticamente a dichas medidas y en la discusión de la Ley de Ingresos para 2017 votamos en contra de liberar el precio de los combustibles, aseguró.

“Lo advertimos en su momento y hoy vemos que es una dolorosa realidad
para los mexicanos”, sostuvo.

Expresó que “el liberar los precios significa un incremento del 20 por ciento en la gasolina Premium, que pasa de 14.81 a 17.79 pesos por litro en promedio; en la magna aumenta de 13.98 a 15.99 pesos por litro en promedio, alrededor del 14 por ciento; y un 16.5 por ciento en el diésel, de 14. 63 a 17.05 pesos por litro”.

Advirtió que el peligro de una escalada de precios derivado de la inflación que se desatará por el alza en los combustibles es aún mayor.

“No sólo se trata del aumento más alto en los últimos años, acorde con lo anunciado por la Secretaría de Hacienda habrán actualizaciones de dichos precios máximos el 4 y 11 de febrero próximos. Además, de que a partir del 18 de febrero el ajuste será diario, lo que nos parece inadmisible”, aseveró.

Refirió que como parte de la estrategia de su grupo parlamentario para defender la calidad de vida de la ciudadanía pugnarán por proteger el empleo, activar el mercado interno y aumentar el salario mínimo. “Mediante el fortalecimiento de éstos es que México puede salir de la actual situación”.

Recordó que el PRD ha presentado diversas iniciativas para elevar el salario mínimo a 95 pesos, a fin de que sirva realmente para satisfacer las necesidades de la población.

“Con base en diversos estudios internacionales vemos que un incremento de este tipo no traería efectos negativos sobre la inflación y en cambio sería una buena forma de comenzar a recuperar el poder adquisitivo; no obstante, lo ideal es que lleguemos a jornadas laborales pagadas en 171 pesos”, sostuvo.

El líder perredista en San Lázaro urgió al Ejecutivo a implementar políticas públicas para revertir los altos índices de pobreza y desigualdad socioeconómica que imperan en el país.

“Persisten grandes brechas que representan un obstáculo clave para avanzar en superación de estos temas y el gobierno debe dejar de dormir el sueño de los justos”.

Martínez Neri afirmó que el desarrollo del país sólo se logrará cuando se erradique la pobreza, al mismo tiempo que se logre una redistribución de la riqueza, “pero esto únicamente se podrá hacer de manera sostenible, mediante un cambio estructural progresivo en el que participen de manera conjunta el Estado y la sociedad”.

Related posts

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: